Di Stéfano, leyenda del fútbol
Alfredo di Stéfano ganó cinco Copas de Europa con el Real Madrid, siendo el jugador que más marcó la historia blanca. Javier Soriano-AFP/La República
Enviar

Di Stéfano, leyenda del fútbol

El presidente de Honor del Real Madrid murió ayer a los 88 años

Alfredo di Stéfano, leyenda del fútbol universal y presidente de Honor del Real Madrid, murió ayer en Madrid tres días después de sufrir una parada cardiorrespiratoria a la salida de un restaurante cercano al estadio Santiago Bernabéu, donde había celebrado su 88 cumpleaños.

201407072235340.a33.jpg
El palco de honor del estadio madridista acogerá desde hoy, la capilla ardiente, en la que los aficionados podrán rendir homenaje póstumo al gran jugador hispano-argentino.

"Nos ha dejado el jugador más grande de la historia del Real Madrid, el mejor futbolista de todos los tiempos", dijo el presidente del club, Florentino Pérez, en una comparecencia en el Estadio Santiago Bernabéu dos horas después del óbito.
“El Real Madrid y todo el madridismo repartido por todo el mundo viven una enorme tristeza y un enorme pesar. Aquel futbolista que se enfundó por primera vez la camiseta blanca un 23 de setiembre de 1953 en este estadio nos ha dejado, aunque su leyenda sobrevivirá eternamente”, agregó el presidente.
Las reacciones de pesar se produjeron rápidamente en todos los confines del planeta. Los reyes de España remitieron desde Lisboa un telegrama de condolencias a la familia del mítico futbolista.
El presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, se declaró "muy triste" por la muerte del que consideraba su "jugador favorito" y "el más completo" de los que ha visto en su vida. "Ha partido una leyenda", subrayó desde Brasil, donde asiste al Mundial.
Di Stéfano, por sobrenombre "La Saeta Rubia", murió sobre las 5.15 p.m. hora española, informaron fuentes familiares, en el hospital Gregorio Marañón de Madrid, en cuya Unidad Coronaria permanecía desde el sábado en coma inducido, con intubación orotraqueal y ventilación mecánica.
Considerado uno de los cuatro grandes del fútbol mundial junto con Pelé, Diego Maradona y Johan Cruyff, Di Stéfano había sufrido diversas afecciones cardiacas en los nueve últimos años.
Di Stéfano, nacido el 4 de julio de 1926 en Buenos Aires (Argentina), llegó al Real Madrid en 1953 y jugó en el equipo blanco hasta 1964, en una de las etapas más gloriosas del madridismo. Se fue en 1964, con 38 años, tras perder la final de la Copa de Europa, dejando atrás 510 partidos oficiales con el equipo, en los que marcó 418 goles.
Nacionalizado español, Di Stéfano vistió la camiseta de la selección en 31 partidos y marcó un total de 23 goles, aunque no pudo disputar ninguna fase final de un Mundial.
En el año 2000, la junta directiva del Real Madrid, bajo la presidencia de Florentino Pérez, le nombró presidente de Honor.

Madrid/EFE

 


Ver comentarios