Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



GLOBAL


Detectada gripe aviar en Inglaterra

| Miércoles 14 noviembre, 2007



Detectada gripe aviar en Inglaterra

Londres
EFE

La cepa detectada en pavos de una granja en el condado de Suffolk, al este Inglaterra, corresponde a la forma más virulenta del virus H5N1 de la gripe aviar, confirmó ayer en Londres un portavoz del ministerio del Medio Ambiente, Alimentación y Agricultura (Defra).
Tras descubrirse el domingo el virus en la explotación avícola de Redgrave Park Farm, situada cerca de la localidad de Diss, el Gobierno ordenó el sacrificio de las 6.500 aves, entre patos, gansos y pavos que albergaba la granja.
El Gobierno británico delimitó como primera medida una zona de protección de 3 kilómetros de diámetro y otra área de vigilancia de 10 kilómetros para tratar de evitar que la enfermedad se extienda más allá del lugar infectado.
En esas zonas se han restringido los movimientos de aves y se requiere a los granjeros que las encierren para aislarlas del eventual contagio por aves silvestres.
El ministerio del Medio Ambiente, Alimentación y Agricultura anunció restricciones ulteriores en un área más amplia también por precaución, con lo que resultan afectados los condados de Suffolk y Norfolk.
En una conferencia de prensa celebrada ayer en Londres, Fred Landeg, uno de los veterinarios asesores del Gobierno, reconoció que aún existe “algo de incertidumbre” con respecto a la situación y confirmó que se desconoce por el momento “el foco” del brote, que puede ser fatal para los humanos.
“Los datos de la secuencia inicial hacen pensar que (la cepa) está relacionada de forma estrecha con los brotes detectados (el pasado verano) en la República Checa y Alemania, lo que sugiere que el origen podría encontrarse en un ave salvaje”, señaló Landeg.
Sin embargo, este portavoz matizó que por encontrarse aún “en una fase muy temprana de la investigación”, mantienen “una mente abierta” acerca del posible foco del brote y aseguró que investigarán “todas las posibles fuentes”.
Añadió que uno de los lugares a inspeccionar era un lago cercano a la explotación avícola afectada “en el que hay bastantes pájaros silvestres”.
Los empleados de la empresa que administra la granja afectada, situada en la frontera de los condados vecinos de Suffolk y Norfolk, han tomado fármacos contra el virus como precaución.