Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



PÁGINA 2


Desyfin, el camino se despeja

Rodrigo Díaz [email protected] | Miércoles 11 diciembre, 2013

“A diferencia de la banca tradicional, nosotros atendemos en forma ágil y flexible a nuestros clientes. Les damos respuesta el mismo día”, explicó Silvio Lacayo, gerente general de Desyfin. Marco Monge/La República


Banca

Desyfin, el camino se despeja

Prestará a 2 mil pequeñas y medianas empresas en 2014

El sueño de convertirse en una institución bancaria, está a punto de ser realidad para Financiera Desyfin.
Con la inyección directa de capital de $6 millones por parte del Fondo Noruego de Inversión para Países en Desarrollo (Norfund), Desyfin no solo está a punto de dar un paso importante en su historia, sino que además, le da la posibilidad de ofrecer crédito a 2 mil pequeñas y medianas empresas para el año que viene.

“La diferencia con nuestros competidores es que conocemos el negocio de las pymes, las asesoramos y les ayudamos a encontrar su nicho de negocio”, señaló Silvio Lacayo Beeche, gerente general de Desyfin.
Son muchas oportunidades las que vienen. Como financiera, Desyfin debía cumplir la misma regulación que un banco y eso le generaba costos mayores.
Al convertirse en entidad bancaria, tendrá acceso a fuentes de financiamiento más baratas, como las cuentas corrientes.
Además, potenciará su servicio a las pequeñas y medianas empresas, sus clientes predilectos, a quienes les ofrece servicio de descuento de facturas (su negocio principal y con el que inició hace dos décadas), crédito para capital de trabajo, hipotecario, arrendamiento, aseguradora, etc.
Para ello también utiliza los recursos del sistema de banca de desarrollo, tanto para crédito, como para avales con el fin de garantizar el financiamiento.
La inversión era necesaria para lograr el capital social suficiente que solicita la Superintendencia General de Entidades Financieras.
A continuación viene la celebración de la asamblea de accionistas donde deberá ratificarse la entrada del nuevo socio, la comunicación a la entidad reguladora para su aprobación y el visto bueno final por parte del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero.
El socio estratégico, Norfund, es propiedad del Gobierno de Noruega e invierte en instituciones financieras locales de países en desarrollo para financiar a las pequeñas y medianas empresas, que son consideradas claves para la generación de empleo y crecimiento.
Lacayo, cuya familia seguirá conservando la mayoría de acciones, espera que en el transcurso del año próximo Desyfin ya pueda arrancar como banco.

Rodrigo Díaz
[email protected]
@La_Republica