Destino de eurozona depende de España
Enviar
Destino de eurozona depende de España

El resultado de las elecciones de Grecia es una “atracción secundaria” ya que la batalla para impedir la fractura de la zona euro se traslada a España, dijo Mario Blejer, ex asesor del Banco de Inglaterra que tomó las riendas del banco central de Argentina luego de la cesación de pagos de 2001.
“Si el sistema no puede proteger a uno de los países más importantes, realmente no puede sostenerse”, agregó Blejer, de 64 años, durante una entrevista en Los Cabos, México, en la antesala de la cumbre de mandatarios del Grupo de los 20 países más ricos.

Los mercados financieros probablemente reciban con beneplácito la victoria del partido Nueva Democracia, que apoya el rescate, en las elecciones parlamentarias del domingo en Grecia como “el resultado menos malo” que evitará un “choque inmediato” entre esa nación agobiada por las deudas y sus acreedores, señaló Blejer.
Sin embargo, el gobierno que se haga cargo del poder carecerá de “legitimidad” y pronto deberá revisar los términos del rescate para reunir apoyo político para sus compromisos de austeridad.
“No se pueden implementar todas estas medidas, que son muy impopulares, con una mayoría de cinco personas”, explicó Blejer.
Los mayores partidos pro-rescate de Grecia, Nueva Democracia y Pasok, obtuvieron suficientes bancas para tener mayoría parlamentaria, mostraron las proyecciones oficiales, mitigando la preocupación de que el país se encaminaba a una inminente salida del euro. La moneda subió ante los resultados.
Salvar el euro Blejer tomó el control del banco central de Argentina durante cinco meses en enero de 2002, cuando el país tambaleaba por los efectos de la mayor cesación de pagos de la deuda soberana de la historia y la pérdida de cuatro presidentes en poco más de dos semanas.
Para salvar la región euro en su forma actual, Alemania y las naciones del norte de Europa deben acordar reestructurar la carga de deuda de miembros más pobres como Grecia, Portugal y España, añadió Blejer. “Si no acuerdan transferir recursos, el euro no tiene futuro”, dijo Blejer, agregando que el recurrir continuamente a “soluciones a medias” podía provocar una corrida bancaria en Grecia y otros países en cualquier momento.

Bloomberg

Ver comentarios