Enviar
Desigualdad social preocupa a la Iglesia

Sofía Ramírez
[email protected]

La falta de democracia en temas sociales y económicos, así como la importancia de la unión y el bienestar nacional, fueron parte de los temas citados por monseñor Hugo Barrantes, arzobispo de San José y presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, en una entrevista con LA REPUBLICA

Indiferentemente del presidente electo este domingo… ¿Cuáles considera la Iglesia que son las necesidades más urgentes en materia social?
Las más importantes son las que se encuentran dentro de lo que llamamos proyecto país, que es un conjunto de temas que abarcan salud, educación, seguridad ciudadana, pobreza así como el régimen de pensiones. Estamos también preocupados por la desigualdad social y la falta de democracia social, queremos saber qué se piensa hacer para evitar que se siga ampliando la brecha social en Costa Rica.

En cuanto al tema de minería a cielo abierto, ¿cuál espera que sea la posición del próximo gobierno?
El tema ambiental nos preocupa mucho, no quiero referirme a una posición en específico, lo que esperamos es que el próximo gobierno siga lo que el Papa mencionó a inicios de enero, que la paz en un país tiene que ver con el tema del ambiente, que recordemos que el ser humano no es dueño de la Creación, sino un humilde administrador que debe respetar la Creación del Señor, y eso es algo que están advirtiendo hace tiempo y tenemos que reaccionar.

¿Cuáles serían las peticiones de parte de la Iglesia para el próximo gobierno?
Que le den prioridad al tema del ambiente, que fortalezcan el tema de salud, que cuiden el tema de la educación que en la actualidad presenta tantos problemas, pero sobre todo que se haga un gran diálogo nacional, para que se llegue a un pacto nacional en temas importantes; si seguimos divididos cada uno por sus ideas y sus proyectitos, nos vamos a seguir alejando como país; lo importante es que prevalezca el bien común, tenemos que dejar de estar divididos por partidos, se debe poner el bienestar del país por encima del bien particular, buscar qué es lo bueno para Costa Rica y no qué es lo bueno para los partidos.

Este gobierno mantuvo a la Iglesia al margen en cuanto a las decisiones políticas, ¿espera que pueda tener una mayor participación en el próximo gobierno? ¿Cuál cree entonces que debería ser el papel de la Iglesia?
Sobre eso no quiero opinar, me parece un tema muy ambiguo.

¿Qué siente que le queda debiendo este gobierno al país?
Una reforma fiscal, definitivamente; se debe velar por que los ricos paguen como ricos y los pobres como pobres, no es justo que quienes no tienen paguen como si tuvieran. Se debe buscar un modelo económico que tome en cuenta a los pobres, que entienda la situación de muchas personas de este país, que genere una democracia social.

¿Cómo debería ser el próximo presidente de Costa Rica?
Debe ser una persona muy cercana al pueblo, que se identifique con él, pero lo más importante, que siga siempre a su propia conciencia.
Ver comentarios