Enviar
Deshágase de las preocupaciones
Enfrentar los miedos comunes o las preocupaciones puede ser para algunos más difícil, sin embargo posible

Melissa González
[email protected]

Aunque dejar de lado las preocupaciones es casi imposible, sí se puede llevarlas con mayor calma.
La salud de la familia, perder el trabajo o llevar con éxito una organización le puede quitar el sueño a más de uno, sin embargo la mejor forma de enfrentarlas es actuando, analizando las situaciones y no dejar que se conviertan en una obsesión.
En el sitio pickthebrain.com se propone retrasar las preocupaciones, si se trata de algo que sucederá en el futuro, lo mejor es decir “me preocuparé mañana, no hay ningún motivo de preocuparse hoy, tardará en suceder”. Pero tomar acción es el consejo ideal, ya que es una forma de enfrentarlo y buscar una solución, algunas veces ignorar un problema puede conllevar a otros.
Y por último, debe mantener la perspectiva y hacer un análisis de la importancia de ese miedo, algunos se preocupan mucho por pequeñas cosas.


Inquietudes comunes

Dinero: Incluso las personas que ganan suficiente para cubrir sus gastos pueden ser golpeadas con deudas inesperadas, causadas por la pérdida del trabajo o una enfermedad. La solución es mantener un presupuesto. También es inteligente que usted piense qué simboliza el dinero para usted.

Relaciones: Las relaciones están llenas de retos más cuando los años se van acumulando, cuando uno es más vulnerable a preocuparse. Lo que puede hacer es preguntarse cuánto tiempo se frustra o se enoja con su compañero o compañera y en qué situaciones, escriba sus preocupaciones y evalúelas, considere cuán realistas son y así podrá proyectar sus ansiedades, luego tome un momento de calma para hablar con su pareja siendo honesto.

Trabajo: Las preocupaciones en estos tiempos sobre el trabajo son comunes, es fácil pensar si su empleo será eliminado o a nivel gerencial cómo mejorar la productividad; es bueno que esté al tanto de la realidad para evitar el estrés, trate de conocer de cerca lo que pasa en su empresa y hable con sus superiores para saber qué puede hacer para solidificar su posición.

La salud de sus hijos: Es común esta preocupación porque usted ama a sus hijos, es natural que quiera protegerlos y es difícil aceptar que no puede controlarlo todo. Lo mejor es que cuente con un médico de confianza y que le ayude a saber de qué se debe preocupar y de qué no.

Su salud: La mayoría de las personas se preocupan por la salud, pero conforme la edad aumenta los dolores poco familiares llegan. Lo que debe hacer es chequearse y dígale a su doctor cualquier síntoma que tenga, además mejore su salud con una buena alimentación y ejercicio.



Marcela Vargas

Gerente de Canal Hoteles y Restaurantes
Florida Distribuidora


“Una de mis preocupaciones en el trabajo es cuando hacemos un proyecto grande, por ejemplo con la competencia de Maestro Culinario. Para no preocuparnos tanto, procuramos hacerlo todo con mucha antelación, esto lo iniciamos un año antes, así aunque las reuniones puedan ser tediosas al principio porque pensamos que falta mucho, después el proyecto está a la vuelta de la esquina”.




Felipe Mejía
Gerente de Costa Rica
Grupo Arketipo


“Yo creo que en mi caso la mayor preocupación es mantener los niveles de productividad de la empresa y obviamente por consecuencia lograr que el recurso humano se comprometa con esos niveles y esos esfuerzos necesarios como para mantener esa productividad en todo sentido en la organización”.




Gustavo Segura
General Manager
Hotel Ramada Plaza Herradura


“Mis preocupaciones en el campo laboral son la caída de la actividad y que personas pierdan el trabajo, no perder negociaciones con proveedores a mediano plazo, cómo catapultar la competitividad del hotel y en el plano familiar tienen que ver con construir una base de ahorros y mantener la salud. Preocuparse está bien pero hay que ocuparse, lo que hago es tratar de controlar mis emociones y mis pensamientos para que sean positivos”.
Ver comentarios