Enviar
Desgarradora tragedia verídica

• Clint Eastwood dirige un drama soberbio, con una actuación inmejorable de Angelina Jolie

El sustituto
(Changeling)
Dirección: Clint Eastwood. Reparto: Angelina Jolie, John Malkovich, Jeffrey Donovan, Michael Kelly. Duración: 2.21. Origen: EE.UU. 2008. Calificación: 10

Película tras película, Clint Eastwood se ha convertido en la conciencia crítica de su país. En muchos de sus trabajos como director, sobre todo a partir de “Un mundo perfecto” (1993), ha estado analizando distintas facetas de su propia sociedad, mostrando el ocaso del llamado “sueño americano”. Eastwood aporta una pieza significativa a su discurso con “El sustituto”, soberbio drama basado en hechos verídicos, con una actuación inmejorable de Angelina Jolie.
Ella encarna a Christine Collins, madre soltera y empleada de una central telefónica, en la Los Angeles de 1928. Una noche, regresando tarde a su casa, la mujer descubre que Walter, su hijo de nueve años, desapareció sin dejar rastros.
En sus sermones radiofónicos, un conocido predicador exhorta a las autoridades, para que multipliquen sus esfuerzos en la búsqueda del pequeño. Algunos meses más tarde, la policía le entrega a Christine un niño que no es el suyo. Tras denunciar en vano el error, Christine efectúa una protesta pública, por la cual termina encerrada arbitrariamente en un manicomio.
La alucinante odisea sufrida por la protagonista, representa quizá la peor pesadilla que un padre de familia pueda experimentar. Siendo un caso de la vida real, el suceso adquiere un peso emotivo aún mayor; y la interpretación lúcida y comprometida de Angelina Jolie lo lleva hasta los máximos niveles de intensidad. Además, el brillante guion de J. Michael Straczynski trasciende la anécdota particular, para teñirse de matices universales, abarcando las muchas implicaciones de una tragedia compleja y desgarradora.
Al principio, está el dolor sin consuelo de una madre, la angustia causada por la incertidumbre y la frustración ante la ineficiencia policial. Luego, cuando las circunstancias revelan una profunda injusticia social, se desata la lucha solitaria del individuo en contra de un sistema corrupto, donde rigen los intereses privados, las alianzas políticas y los abusos de poder.
La historia revela sorprendentes similitudes con la época contemporánea, lo cual incrementa aún más su vigencia. Clint Eastwood, autor también de la discreta y siempre atinada partitura musical, lleva a cabo una importante obra de denuncia; y lo hace con inteligencia, precisión y una sobriedad ejemplar. Gracias a su estilo pulido y esencial, la trama se articula con implacable precisión, siguiendo un ritmo pausado pero cautivante.
Como se conviene a una obra cumbre del sétimo arte, “El sustituto” alcanza un equilibrio ideal entre forma y contenido, combinando magistralmente la relevancia de su argumento y la excelencia de su puesta en escena.


Ver comentarios