Enviar
Desenlace azul
Batalla de 101 minutos; Cartago vive y Alajuelense cantó “viajera”


Luis Rojas
[email protected]

Un soberbio golazo de Sergio Martínez cuando corrían los primeros cinco minutos de los 11 que se dieron de descuento (95’), le puso color azul a una batalla que se dio dentro y fuera del campo; a una intensa lucha de fútbol y de manazos; de coraje y de sudor; de sonrisas y lágrimas…
Cartaginés venció a la Liga, y al igual que lo hecho por Pérez Zeledón con Saprissa (1-1) limpiaron el camino para que todos los clasificados tengan ahora luz verde hacia el título; sin los equipos tradicionales, ni finales en el Ricardo Saprissa o el Morera Soto.
El partido no fue de parejas pero sí de mucho control; de fútbol nada bonito, pero sí de mucha fuerza, roces; tensión fue lo que sobró; Alfonso Quesada voló en tres ocasiones para salvar su meta, uno de estos lances de Martínez, que ya avisaba lo que vendría al final; Luis Torres tuvo menos acción, pero se mostró seguro cuando fue necesario.
Luis Marín sacó la espuela contra el tesón y la velocidad de Jorge Barbosa; Arriola, Villalobos Chan, Alvarado y Granados, cada uno en lo suyo; dejaron aislados a Ureña y Solórzano, gracias a la marca sobre Gabas y al tapón en las salidas de Carlos Castro y Ariel Rodríguez por las bandas.
Partido caliente; 0-0 en la inicial y Granados y Cerqueira se recuerdan todos los familiares antes de iniciar la complementaria.
Al 56’, a Arriola se le va la mano con Gabas y roja. Cuesta arriba el equipo brumoso, parecía la oportunidad para que los rojinegros dejaran su vestido conservador y se pusieran un traje más alegre. No obstante, una bronca en las gradas que se da en buena parte por la ineficiente reacción de la poca o mal ubicada guardia civil en el estadio, provoca una interrupción de 11 minutos.
Cuando se reanuda el cotejo, Juan Luis y Cerqueira hacen sus movimientos; la Liga se torna más punzante con Argenis, Cartago sigue colgando balones en el área para Quesada y Granados bota el gol en el minuto 90 y después el cierre.
Once minutos de descuento, Gabas ve la roja, Valle baja a Nacho Aguilar frente al área y Martínez cobra como los dioses; invasión de cancha, suspensión; quedan seis de reposición. En el receso, Juan Luis pone en la pizarra el guion y su equipo cumple al pie de la letra, final y locura en Cartago y resignación en un Alajuelense justamente eliminado por su principal característica en el torneo: su enorme irregularidad.




El héroe en frases
Sergio Martínez convirtió el Fello Meza en un manicomio; al final, habló.
“Es inexplicable lo que sentí en el momento del gol”.
“Solo yo sé los momentos difíciles que he pasado, y este gol me motiva a seguir trabajando con humildad y sacrificio”.
“Practiqué los tiros libres entre la semana, se me hizo, pero esto no termina aquí!”.
“No es que se abrió la barrera es que solo por ahí podía entrar esa bola”.
Ver comentarios