Enviar
Se espera recolectar cinco toneladas de plásticos y otras tantas de aluminio
Desechos de Palmares irán a China y Vietnam
- Aluminio y plásticos recogidos en las fiestas serán reconvertidos en Asia

Daniel Zueras
[email protected]

Una de las fiestas más populares de Costa Rica, Palmares, se suma a la onda medioambiental de protección del planeta, al recogerse los desechos generados para su posterior tratamiento.
En 2009 se recolectaron en Palmares tres toneladas de plástico y cinco de aluminio y este año quieren superar esas cifras. Esperan conseguir al menos cinco toneladas de plástico y mantener la cantidad de aluminio.
Una vez que todo ese material haya arribado a su destino, al otro lado del Océano Pacífico, los plásticos se reconvertirán en fibra de poliéster para la fabricación de diversos productos como telas, empaques o imitaciones de la madera. En cuanto al aluminio, se aprovechará para reutilizarlo en envases.
Una vez más, es la iniciativa privada la que da ejemplo a unas instituciones públicas que presumen de “país verde”, pero cuyas prácticas del día a día dejan mucho que desear en este sentido. Y es que el reciclaje no es que sea una de las prioridades de nuestros políticos, es que no aparece ni entre las 50 primeras, viendo su actuar cotidiano.
Se trata del programa de reciclaje “Misión Planeta”, de Coca Cola FEMSA, que opera a nivel nacional.
Los residuos recogidos irán a China y Vietnam, después de una parada para su procesamiento en las instalaciones que para ese fin tiene la compañía de refrescos en Naranjo.
Esta planta, inaugurada hace apenas un año, tan solo procesa material plástico y su capacidad máxima es de 4 mil toneladas anuales. El año pasado entraron en esta 1.500 toneladas, por lo que el margen de mejora en la producción es muy elevado.
“Misión Planeta” no es un programa exclusivo para Palmares, sino que se hace de manera continua a nivel nacional, desde hace 12 años. En 2009 se recogieron 1.500 toneladas de plástico y 2.300 de cartón, madera y vidrio. Sin embargo, la alta concentración de gente en tan pocos días en los festejos palmareños hace que este sea un punto estratégico, en el que se da a conocer el movimiento, así como la planta de Naranjo, todavía muy reciente.
Para ello, este año hay un puesto en el que seis personas entregan información a los visitantes sobre la importancia del reciclaje y los logros alcanzados por el programa. El primer día se repartieron más de 2 mil volantes en el sitio que se encuentra frente al bar Tragaldabas, y funciona los días de conciertos, tope y carnaval. Ese puesto también trabaja como lugar de acopio de los residuos.
Además del punto de reciclaje, “tenemos 50 personas recolectando material en todo el recinto”, explicó Harry Vargas, encargado del proceso. Ese medio centenar significa diez personas más que el año pasado.
“Trabajamos con grupos organizados de la comunidad”, quienes recogen los residuos generados por los visitantes y posteriormente los venden a Coca Cola FEMSA que los trata y luego los exporta, “apenas una mínima parte se queda en el país”, dijo Vargas.
La empresa mexicana cuenta con un total de 200 centros de acopio repartidos por todo el país.
Ver comentarios