Enviar

Debe producirse un cambio paulatino en Costa Rica, para pasar de una despreocupada eliminación de todos los desechos por parte de la población, lo cual originó vertederos que terminan por agotar su capacidad además de ser altamente contaminantes, a una cultura diferente que reduzca, separe y recicle sus residuos de todo tipo


Desecho y generación responsable


Tanto la generación de energía como la correcta forma de desechar los residuos sólidos son temas que deben atenderse en el país con premura.
A estos fines podría contribuir en alguna medida, el proyecto de algunas municipalidades que buscan entregar sus residuos a empresas que los utilizarían para generación de electricidad. Aparentemente ya hay muchas interesadas en esto.
Por otro lado, en el caso de la Municipalidad de León Cortés, esta tiene un proyecto de generación de energía con desechos sólidos que sería la primera planta a nivel nacional.
Sin embargo, la situación actual está frenada por una moratoria que prohíbe este tipo de generación, por considerar que desestimularía el reciclaje, que es la ruta por la que el país debería transitar para cambiar la cultura actual por una de manejo adecuado de los residuos de todo tipo.
Esto probablemente parta de la idea de que si una municipalidad firma un contrato con una empresa para entregar determinada cantidad mensual de residuos sólidos por cierta cantidad de años, el asegurar ese volumen impediría que ese gobierno local haga una labor para reducirlos mediante el reciclaje y otras formas de aprovechamiento.
Por ello, y ya que la situación está en un punto en el cual podría levantarse la moratoria, pareciera que solo es necesario que cualquier contrato se firme, por parte de cualquier gobierno local, teniendo en cuenta que el volumen de residuos que se comprometería a entregar no se contraponga a los proyectos de reciclaje y cambios de cultura en general relacionados con la forma de deshacerse de los desechos.
Es de suponer, por otra parte, que la planta generadora que se propone construir la Municipalidad de León Cortés, le solucione el problema de los desechos de su comunidad, sin detrimento de los programas que debe desplegar para que estos residuos disminuyan en vez de aumentar.
Estas acciones son parte del cambio paulatino que debe producirse en Costa Rica, para pasar de una despreocupada eliminación de todos los desechos por parte de la población, lo cual originó vertederos que terminan por agotar su capacidad además de ser altamente contaminantes, a una cultura diferente que reduzca, separe y recicle sus desechos de todo tipo.

Ver comentarios