Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



MICRO ANALISIS MACRO


Desconexión entre producción y empleo

Rebeca Gamboa [email protected] | Miércoles 06 junio, 2018



Las tres principales actividades generadoras de empleo pasaron de representar cerca del 50% de la producción en 1991, a menos del 25% en 2017.

La estructura productiva de Costa Rica ha cambiado a través de los años; las actividades relacionadas con el agro (primarias) en 1966 llegaban a ser el 23% de la producción, en 1991 disminuyó a un 13% y en 2012 su participación en el Producto Interno Bruto (PIB) no alcanzaba el 6%.

Esta situación demuestra el cambio hacia una economía enfocada en los servicios.

Lea más: Pedro Beirute, Gerente General Procomer: “Innovación y apoyo estatal, prioridades para hacer crecer el agro”

El paso hacia la tercerización de la economía ha sido más rápido que la capacitación de la población para ejercer este tipo de trabajos; por eso existe una desconexión entre el empleo y la producción.

A pesar de que la actividad agrícola representa el 12% de los empleos del país, constituye solamente el 4,8% de la producción.

Situación similar sucede en la industria manufacturera, la cual pasó de representar un 20,6% de la producción en 1991 a solamente un 11,2% en 2017. Sin embargo, esta actividad constituye el 10% del total de empleos del país.

Lea más: Segundo trimestre traerá pesimismo a empresarios

El caso más grave está en el comercio, pues un 20% de los ocupados se concentra en estas labores, pero la actividad solamente es el 8,2% de la producción.