Enviar
• Costa Rica se ubica entre los mercados latinos con mayores riesgos
Desbalance financiero pone en riesgo competitividad
• Foro Económico Mundial también desmejora posición nacional en ranking mundial

A pesar de estar en el quinto lugar en el ranking de competitividad entre 18 países de Latinoamérica, Costa Rica está en el décimo puesto en estabilidad macroeconómica según la primera calificación realizada por la escuela de negocios ADEN.
Costa Rica alcanzó solo 4,7 puntos de 12 posibles debido a que la actual tasa de inflación tiene una expectativa considerable de aumentar y los registros de sus exportaciones y de deuda, como porcentaje del Producto Interno Bruto, se encuentran aún lejos de los promedios de la región.
Lo anterior, sumado a la volatilidad del tipo del cambio y del crecimiento económico nacional, lo hacen estar detrás de países del istmo como Guatemala y El Salvador.
“Este bajo desempeño en la estabilidad macroeconómica podría a la larga afectar también la atracción de inversión”, dijo Alejandro Trapé, director del Instituto de Competitividad ADEN.
Otros indicadores que pueden desestimular la atracción de inversionistas son infraestructura y seguridad, que el análisis de ADEN tiene a Costa Rica en el “top ten” latino, pero comparados con otras economías mundiales restan mucho a la competitividad tica.
Ese es el caso del Foro Económico Mundial, que bajó al país del puesto 56 al 61 en el Informe Global de Competitividad 2011-2012 dado a conocer por el Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible del INCAE Business School.
El deterioro en la seguridad ubica al país en el puesto 97 y la falta de mejoras a su infraestructura de transporte, causada por una insuficiente inversión y mantenimiento, lo lanza hasta el puesto 121.
Costa Rica no está tan mal dentro de la región y pero tiene oportunidad de mejora en otros indicadores, como la cobertura de necesidades básicas y la inversión en salud y educación, para sostener los buenos resultados obtenidos en esos rubros. “Pero mejorar la estabilidad macroeconómica es el indicador más barato de arreglar; no implica dinero, sino decisión política”, aseveró Trapé.



Carolina Acuña
[email protected]
Ver comentarios