Enviar
Constructoras deben presentar mayores preventas y garantías
Desarrolladores ruegan por crédito
Banca estatal estaría más abierta a prestar

Jaime Molina, presidente de la desarrolladora y estructuradora inmobiliaria Proyectos ICC S.A. ha perdido más de un año rediseñando tres proyectos con el fin de adecuarlos a las nuevas circunstancias financieras que presentan los bancos.
Ante el temor de que sus proyectos no reciban crédito suficiente por parte de esas entidades, que mediante el financiamiento hacen posible la construcción, actualmente su equipo de arquitectos trabaja en diseñar los apartamentos más pequeños y mejorar los sistemas constructivos para disminuir costos.
Todo esto porque a pesar de que las carteras crediticias de las entidades bancarias no se encuentran cerradas, acceder a ellas es mucho más complicado que hace dos o tres años.
Una de las dificultades que enfrentan los desarrolladores es que, si hace un par de años los bancos pedían que el proyecto estuviera vendido en un 30% para brindar el crédito, ahora piden que esta proporción sea de hasta un 60% en algunas ocasiones.
Igualmente, las entidades endurecieron el porcentaje que sería financiado, antes hasta el 70% del desarrollo inmobiliario y actualmente solo alrededor del 40% o el 50%, dependiendo del banco.
Al respecto, no hay que satanizar a los bancos pues es comprensible que saliendo de una crisis inmobiliaria sean más cuidadosos al prestar dinero, aseguran voceros de la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC).
Además, los trámites para desembolsar el dinero son más lentos por parte de las entidades financieras, lo cual molesta a los empresarios.**
“No pretendemos que los bancos no hagan sus análisis para dar el crédito, eso es normal y sano, lo que pedimos es la agilización de trámites, para que los desarrolladores puedan saber si cuentan o no con el financiamiento en un plazo que les permita tomar decisiones”, comentó Randall Murillo, director ejecutivo de la CCC.
Al respecto, la mayor parte de las entidades financieras aseguran que los documentos necesarios para analizar los planteamientos y decidir en materia crediticia son los mismos que antes de la crisis y que los bancos disponen de recursos suficientes para continuar apoyando al sector constructivo y el desarrollo del país.
“Solo somos más cuidadosos en la evaluación y análisis de nuevos financiamientos, independientemente del sector económico en el que se encuentre el sujeto de crédito”, señaló Mario Rivera Turcios, gerente general del Banco de Costa Rica.
“La política para financiamiento de proyectos inmobiliarios en Scotiabank Costa Rica S.A. es la misma de siempre”, asegura Randall Alvarado, director de relaciones comerciales de este banco.
Por su parte el Banco Nacional acepta que introdujo un requisito para dar préstamos después de la crisis. Se trata de un 40% en las preventas de las unidades a construir por parte de los desarrolladores.

Vanessa Chaves
[email protected]
Ver comentarios