Macarena Barahona

Enviar
Sábado 2 Febrero, 2013

Con más estudiantes es como la UCR cumpliría cabalmente el precepto constitucional de educación pública y su compromiso con la sociedad en las áreas principales para el desarrollo del ser humano


Cantera

Derecho a la educación superior

Proceso de admisión en la Universidad de Costa Rica y el derecho a la educación superior.
El sistema de admisión de la Universidad de Costa Rica desde hace unos años establece la prioridad de cada escuela en definir en base a los últimos alumnos admitidos del año anterior, el puntaje de ellos para ser el límite de los nuevos, y el cupo de alumnos que cada escuela considere pertinente (desconozco los criterios o parámetros) aceptar como nuevos alumnos para iniciar su carrera universitaria, y un puntaje que se rige con base en el examen de admisión promediado con los del bachillerato y notas del colegio o de las diversas instituciones de secundaria (en términos generales es así).
Antes el estudiante ingresaba a la Escuela de Estudios Generales y desde esta pertenencia tenía acceso al ingreso a una escuela determinada para cursar su carrera y hasta dos carreras.
Ahora, desde la puerta principal quedan afuera, es decir ni llegan a conocer la Universidad aunque logren estar en la extraña categoría de “admisible”.
Algo que ni debería de existir, porque si este joven elige determinada carrera y esa escuela dispone abrir cierta cantidad de cupos para recibir nuevos alumnos y el puntaje del joven del ejemplo no es de los más altos, pese a ser admitido por la “institución”, la falacia establece que la “escuela” decide el futuro del joven y lo rechaza, así en primera o en segunda opción de carrera.
Así, el joven pasará de ser “admisible” para el sistema de la Universidad de Costa Rica, a ser totalmente desechado.
Es decir que en realidad el proceso miente y aquel nunca fue aceptado ni es admitido, y nunca conoció ni el pretil ni la biblioteca.
Entonces, ingresar a la Universidad de Costa Rica es criterio de cada escuela que determina cuantos jóvenes quiere recibir. Si 15, 20 o 50.
Hay carreras que son una necesidad de la sociedad como por ejemplo medicina, ingeniería civil, odontología, las cuales se imparten con bastante éxito en las universidades privadas, ¿Por qué no aumentan los cupos de ellas en la UCR?
Cada una de estas escuelas goza de bienestar material en infraestructura y en excelentes equipos docentes.
El presupuesto de la universidad debería ir dirigido a aumentar el cupo en las carreras de pregrado, que es donde se realiza el derecho constitucional de tener educación pública superior y no en el aumento de maestrías y doctorados que se venden como servicios privados al estudiante que pueda tener recursos económicos.
El derecho del estudiante de secundaria a ingresar a la Universidad de Costa Rica debería fortalecerse con más cupos en las escuelas que imparten carreras profesionales de más necesidad e injerencia directa con el ser humano y con el desarrollo de infraestructuras de calidad que necesitamos. De ese modo contribuiría a fortalecer la rigurosidad y excelencia en áreas tan fundamentales para nuestra vida en sociedad como lo es la salud, las ingenierías y las ciencias.
Con más estudiantes es como la Universidad cumpliría cabalmente el precepto constitucional de educación pública y su compromiso con la sociedad en las áreas principales para el desarrollo del ser humano.


Macarena Barahona