Depreciación incentivará créditos en colones
Los bancos tienen amplia experiencia en operar en dos monedas y sistemas probados para administrar los riesgos, aseguró María Isabel Cortés, directora ejecutiva de la Asociación Bancaria Costarricense. Gerson Vargas/La República.
Enviar

Colaboró Brandon Flores, [email protected]

Las entidades financieras, tanto públicas como privadas, afirmaron que si persiste la expectativa que inició hace seis meses de que el colón continúe depreciándose, es posible que se produzca una mayor demanda de créditos en colones.

Normalmente, incrementos en el tipo de cambio se asocian a mermas importantes de la tasa de crecimiento del crédito en dólares, máxime si el deudor no es generador, aseguró Gabriel Alpízar, gerente de Tesorería del Banco de Costa Rica.

“No es necesario poner barreras a la conversión. Por el contrario, la banca ofrecerá las mejores opciones para que así los deudores queden satisfechos”, explicó.
En efecto, pueden esperarse tasas de crecimiento mayores de las carteras en colones respecto a las de dólares, confirmó la dirección de Relaciones Institucionales del Banco Nacional de Costa Rica.
El ente dijo que existe una relación entre el comportamiento del tipo de cambio y la demanda por crédito en dólares.

“Cuando el colón se aprecia —se reduce el precio del dólar—, las personas suelen incrementar su demanda por préstamos en dólares. Cuando el colón se deprecia, la gente solicita más créditos en esa moneda”.

En el corto plazo, los créditos en dólares seguirán siendo atractivos, lo que no quita que en el mediano y largo plazo los aumentos en las tasas de interés y el tipo de cambio atenten contra el endeudamiento de las familias y de las empresas”, aseguró Cynthia Vargas, directora de Gestión Corporativa del Banco Crédito Agrícola de Cartago.

“El objetivo que se persigue es ir ‘desdolarizando’ la economía de forma paulatina a través de la colocación de créditos en colones, con el fin de minimizar el riesgo cambiario. Empero, en la primera etapa no se prevé una fuga masiva de clientes pasándose de moneda”, explicó Vargas.

Los bancos tienen amplia experiencia en operar en dos monedas y tienen sistemas probados para administrar los riesgos, en particular de las tasas de interés y el tipo de cambio, aseguró María Isabel Cortés, directora ejecutiva de la Asociación Bancaria Costarricense.
Del total de créditos otorgados en dólares, solamente el 22% pertenece a deudores que ganan en la moneda extranjera. El restante pertenece a los que ganan en colones, según datos de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).
“Por lo que, sin duda, la banca privada podría resultar más afectada (en términos de gestión de su cartera crediticia y su nivel de morosidad) que la banca pública”, aseguró Roxana Morales, economista de la Universidad Nacional.
Se estima que el mercado está percibiendo un mayor riesgo cambiario, debido a la depreciación en los primeros meses del año y los pronósticos indican que el tipo de cambio podría llegar a los ¢580-¢590 a finales de año, según los pronósticos de Miriam Manrique, directora país de Moodys Analytics.
Otro aspecto que podría estar promoviendo la captación de créditos en colones es que la tasa básica pasiva actual es la más baja desde 2008 y esta reversión de los créditos de dólares a colones no ocurría desde 2014.
Los movimientos recientes, y más importante aún, las expectativas que maneja el público respecto al comportamiento futuro de las tasas de interés y el tipo de cambio han significado un giro que ha fortalecido el apetito por créditos en colones, pero también por ahorro en dólares, manifestó Adriana Rodríguez, gerente senior de Análisis Económico Scotiabank.

201703171854110.rec-.jpg

Ver comentarios