Demanda de energía solar  presagia auge para fábricas chinas
La demanda asiática beneficiará a las empresas de China, que producen más de 75% de los paneles en el mundo. BLOOMBERG/LA REPUBLICA
Enviar

Demanda de energía solar presagia auge para fábricas chinas


Los fabricantes de paneles solares a nivel mundial se prepararan para su mejor año desde 2011 -cuando quebró Solyndra LLC, con respaldo estadounidense- en tanto China y Japón aprovechan los precios en baja para trasladar una parte mayor de su producción de electricidad a la energía limpia.
Se pronostica que la producción de paneles crecerá casi un tercio este año, según datos recopilados por Bloomberg. Esto constituye un cambio significativo para un sector que se vio debilitado por su propio exceso cuando compañías de China como JA Solar Holdings Co. y LDK Solar Co. recaudaron casi $3 mil millones en 2007 y 2008 para ampliar la producción.


En 2010, había una sobreoferta tan grande en el mercado que el costo de las celdas solares comenzó a caer. Con el costo de los paneles un 66% más bajo desde entonces, la demanda está comenzando a crecer en la medida que por primera vez la tecnología solar puede competir en muchos lugares cabeza a cabeza por el precio con los combustibles fósiles.
“Estamos en un período de excitación racional”, dijo Patrick Jobin, analista en Credit Suisse Group AG, en una entrevista telefónica. “Hay una diferencia del día a la noche en cómo está el sector ahora con respecto a tres años atrás”.
Toda esa demanda de Asia beneficiará a las empresas de China, que producen más de 75% de los paneles en el mundo. También están creciendo los envíos para empresas estadounidenses como SunPower Corp., que en abril dijo que China se está convirtiendo en el mercado de mayor crecimiento.
En un acuerdo con el presidente estadounidense Barack Obama, China acordó en noviembre obtener 20% de su energía de fuentes renovables para 2030, en tanto sus emisiones totales de carbono alcanzarán el máximo ese mismo año. Con el fin de alcanzar ese objetivo, el gobierno chino incrementó este año su meta de instalaciones solares para 2015 desde 12 gigavatios hasta 17,8 gigavatios.
Es probable que Japón instale 12,7 gigavatios de energía solar este año, el nivel más alto después de China. El país ha promocionado un uso más amplio de energías renovables, especialmente de paneles de techo, después de la fusión en la central nuclear de Fukushima en 2011.
La energía solar más barata también hace que la tecnología resulte económicamente más viable para economías emergentes como India y Sudáfrica. En India, por ejemplo, los desarrolladores están instalando paneles para reemplazar los generadores diésel cuya alimentación resulta más cara.
La promesa de los paneles solares experimentó un revés en 2011 cuando Solyndra se convirtió en los Estados Unidos en un símbolo de una expansión ineficiente en el sector. Después de recibir un financiamiento estadounidense por $528 millones, la compañía constató que no podía competir dado que en China la capacidad crecía y los precios de los paneles se desplomaban.
Ahora, la industria se está recreando rápidamente. Encabezados por su mayor productor, Trina Solar Ltd. de China, se espera que los fabricantes produzcan 55 gigavatios de paneles este año, lo suficiente para alimentar 11 millones de hogares estadounidenses y 31% más que el año pasado, según Bloomberg New Energy Finance.

Bloomberg


Ver comentarios