Enviar

A pesar de que hemos venido pagando un 30% de impuesto a los combustibles, para mantenimiento y construcción de carreteras nacionales, el país tiene unos 25 años al menos de retraso en cuanto a inversión en esas vías


Del Congreso dependerá infraestructura vial


Cada vez que usted paga un 30% de impuesto a los combustibles quizás crea que eso va a contribuir a que la red vial nacional esté siempre en buenas condiciones, ya que la mayor parte de esa recaudación debe transferirse al Conavi para esos fines.
Esto le ayudaría a usted y al país en muchos aspectos porque por esas vías, por las que circulamos en nuestros automóviles (que se deterioran si las carreteras están en mal estado), transitan también los productos que se importan o exportan.
Pero la realidad es que a pesar de que se recauda ese dinero, el país tiene unos 25 años al menos de retraso en cuanto a inversión en nuestras carreteras.
¿Por qué venimos arrastrando este problema? Estamos seguros de que habrá una serie de razonamientos, excusas u otros recursos para justificar ese incumplimiento. No obstante, eso no cambia la realidad.
Ahora el presidente Solís ha manifestado que apostará fuerte durante las sesiones extraordinarias del Congreso para que se avance con rapidez en la discusión de varios proyectos viales, con la intención de avanzar en ese sentido.
Luego de tan prolongado receso como han tenido los señores diputados, cabe esperar que al menos en este tipo de proyectos pudiera existir consenso y celeridad en su aprobación.
Existen fondos que pueden ser utilizados para poner un poco al día nuestras carreteras, aparte de que se nos explique qué se hace con el impuesto a los combustibles.
Se trata de utilizar ahora, para salir un poco del rezago, dineros que se encuentran, por ejemplo, en los fondos de pensiones del Magisterio Nacional, que a la fecha ya suman $2 mil millones.
Pero también necesita aprobación legislativa el fideicomiso para ampliar la vía a San Ramón y el préstamo chino por $450 millones para mejorar la ruta 32, así como trasladar el 5% del impuesto a los combustibles al Incofer para fortalecer su labor.
Todas estas, necesidades apremiantes.
Es importante que la ciudadanía esté vigilante de la marcha de las discusiones de estos proyectos en el Congreso, porque es urgente para Costa Rica aprender a avanzar en esto y en todo tipo de acciones de gobierno a una velocidad a la cual no estamos acostumbrados pero que hoy por hoy necesitamos.

Ver comentarios