Dejaron Brasil y crearon su negocio en el país más feliz del mundo
Enviar

¿Imagina renunciar al trabajo y dejar su país para emprender en otras fronteras? Eso hicieron Danielle Cataldi Campos y Mariano Pablo Kweller, un matrimonio brasileño que dejó su vida en Brasil y eligió el lugar más feliz del mundo para iniciar su propio negocio.

Bastaron unas vacaciones en Costa Rica para que Danielle y Mariano decidieran ocho meses después volver para quedarse, y además, crear Freak Flops, una marca de sandalias y mochilas, que ahora también exportan.



“No pensábamos salir de Sao Paulo, ni planeábamos vivir en otro lugar, pero con 20 días de vacaciones en Costa Rica nos volvimos locos, nos enamoramos. Regresamos a Sao Paulo, decidimos salirnos de la ciudad y lanzarnos a vivir el pura vida”, explicó el brasileño.

Con una impresora y una máquina de sublimación inició todo, al dejar sus trabajos como productora y camarógrafo de televisión, Danielle y Mariano empezaron a confeccionar sandalias y mochilas impermeables desde su taller en Atenas, donde se establecieron. Los diseños se elaboran con fotografías de paisajes costarricenses tomadas por ellos, y mandalas inspiradas en el arte de Sarchí y los colores de la bandera de nuestro país.

Tres años después, Freak Flops comercializa sus productos en 17 puntos, tiendas de diseño local, hoteles y en el Aeropuerto.

“Nunca pensamos si Costa Rica tenía público, ni hicimos un estudio de mercado. No éramos empresarios, éramos creativos, nunca fuimos del área de negocios y de eso hemos aprendido en estos años”, comentó Danielle.

Llegaron a Costa Rica en diciembre de 2014 y en enero siguiente año vendieron las primeras sandalias en Facebook y en Atenas. La primera exportación se llevó a cabo en 2017 hacia Estados Unidos y a Canadá, esta última para la cadena de tiendas Simons.

Los planes continúan para 2018, en enero Freak Flops estará disponible en Montezuma. La pareja espera lanzar nuevos productos, como almohadones y monederos. Además, trabaja en brindar diseño a resorts y hoteles, donde personalizan productos al por mayor.

Los creadores de Freak Flops confeccionan cada par de sandalias, sin embargo, para las mochilas contratan a costureros en Atenas y San Ramón; asimismo, adquieren el servicio de un carpintero ateniense para crear los estantes donde se exhiben los productos.

Una mochila o un par de sandalias Freak Flops cuesta ¢13.500 (incluido envío por Correos de Costa Rica), o ambos productos a ¢25 mil; ese es el precio si se contacta directamente con la marca, ya que en los puntos de venta el precio varía según el comercio.

Las telas que utilizan para las mochilas son adquiridas en San José, la materia prima de las sandalias proviene de Brasil.

Sobre la empresa

Nombre     Freak Flops
Producto Sandalias y mochilas impermeables
Propietarios Danielle Cataldi Campos y Mariano Pablo Kweller
Contacto 6099-1670 o [email protected]
Facebook Facebook.com/freakflops


Ver comentarios