Enviar
Dejando huella en el green

Ramón Jiménez le abrió las puertas al golf en la Galería Costarricense del Deporte, al ser designado como el primer golfista que ingresa al Salón de la Fama

Dinia Vargas
[email protected]


¿Cómo era el golf en su tiempo?
Era visto como un deporte elitista, por lo cual uno tenía pocas opciones de figurar. Imagínese entonces la sorpresa que fue para mí la noticia de que formo parte del Salón de la Fama.

¿Con quién jugaba antes golf?
Nosotros éramos un grupo pequeño, como de ocho jugadores, sin embargo teníamos competencias todos los años en Centroamérica.

¿Qué valora más del golf?
Tengo la satisfacción de haber representado en numerosas oportunidades a Costa Rica, en muchos países. También hice amigos y en ocasiones era invitado a jugar en Florida.

¿Hay diferencia entre los campos de ahora y los de antes?
Cuando yo jugaba, solo estaba el campo del Costa Rica Country Club, después con mi ayuda se hizo la cancha del Cariari Country Club y ahora hay un muchas canchas, todas increíbles; como las que están en Guanacaste. Costa Rica ha crecido enormemente en este deporte.

¿Fue usted el encargado de transmitir este deporte en su familia?
A mi nieto Julián Jiménez, de pequeño, lo llevaba al campo de golf; pero él es muy bueno jugando. Además, ahora tienen palos flexibles, cuando yo practicaba los palos eran como jugar con varillas de construcción.

¿Por qué se retiró?
Yo fui a jugar a Europa, por invitación del Rey de España y de ahí pasé a jugar a Portugal. Cuando regresé me dolía un poco la pierna izquierda. Los médicos me detectaron que la octava lumbar de la columna vertebral estaba desgastada. Manrique Soto, quien era el director de San Juan, me dijo que era la operación o dejar de jugar golf y fue entonces cuando me retiré.


Datos

Nombre:
Ramón Jiménez Cooper

Profesión

Ex golfista

Logro
Miembro de la Galería del Deporte
Ver comentarios