Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



EDITORIAL


Debe aclararse el negocio del arroz

| Jueves 05 mayo, 2011




Los costarricenses pagan excesivamente por el arroz que consumen pero no saben quiénes, mayoritariamente, reciben el subsidio que eleva esos precios

Debe aclararse el negocio del arroz

Los costarricenses pagan un monto excesivo de alrededor de $45 millones al año, por el grano de mayor consumo de este país, el arroz.
Actualmente unos 2 millones de consumidores subsidian a cerca de 1.000 productores, pero sobre todo a unos 100 que representan el 80% de la cosecha nacional de arroz 80% grano entero, como informó este medio ayer.
Dice nuestra publicación que el régimen existe supuestamente para proteger a los pequeños productores. Sin embargo, esos pequeños representan solo el 17% de la producción anual, de modo que los consumidores pagan un alto precio en realidad para subsidiar mayormente a unos pocos productores grandes.
Pero además, resulta que esos mismos consumidores no tienen claro por qué ocurre esto.
Los productores grandes y los medianos logran tener un costo de producción promedio menor al que tiene el pequeño, con lo cual es mayor el margen de ganancia de los primeros.
Por otra parte, son algunos de los grandes productores los que tienen la gran mayoría de los permisos de importación de cerca de 35 mil toneladas al año que entran sin pago de aranceles, lo cual le genera a este grupo un alto margen de ganancia adicional.
Es decir, el tema del precio del arroz y la fijación que de él hace el gobierno, es algo que debe ser aclarado y manejado con total transparencia pero no solo para con los grupos de productores interesados, sino, muy especialmente, hacia los consumidores que, en definitiva, son los que están pagando sin tener claro el porqué de los montos y del subsidio.
El arroz es parte muy importante de la dieta diaria de los costarricenses, por lo que todo lo relacionado con su existencia y su precio en el mercado debe ser tratado con la mayor seriedad y transparencia, algo que no está ocurriendo por el momento para los consumidores.
Hay diversas formas de mejorar el manejo de la política arrocera en el país, pero cualquiera que se elija no pareciera capaz de impedir que los pequeños productores de este grano se queden por fuera porque no se hizo oportunamente lo que se debió hacer.
Esto era, capacitarlos y gestionar para que recibieran transferencia tecnológica de modo que sus procesos productivos fueran eficientes y, con ello, mejoraran sus ganancias y su competitividad.
¿Cuáles serán las políticas nacionales en ese sentido? ¿Cuándo tendrán los consumidores explicaciones serias, transparentes, de la situación de la producción de arroz en el país, de las políticas que se adoptarán y por qué, de todo lo relacionado con los subsidios y quiénes, mayoritariamente, los reciben? Es lo menos que pueden esperar los costarricenses.