Debatiendo el futuro
Enviar

Usted está invitado a una discusión pública

DEBATIENDO EL FUTURO

Cómo evitar una lucha de clases


Tenemos que evitar una lucha de clases en Costa Rica, lo que podría suceder, si seguimos gastando más de lo que producimos.
El problema es que hay personas en el gobierno, que hacen un trabajo insuficiente, cobrando demasiado dinero, a criterio de varias fuentes del sector privado.
Por su parte, algunos trabajadores estatales, aseguran que los capitalistas codiciosos están apropiándose cada vez más de la riqueza de la nación, mientras no contribuyen adecuadamente con el resto de la sociedad.
De cualquier manera, crece cada año la deuda del Estado.
Un día, tal vez no llegue a ser capaz de pagar este compromiso.
Si esto sucede, los ricos perderían una parte sus ahorros.
Muchos pobres se quedarían sin empleos y pensiones.
Todo el mundo buscaría a alguien a quien culpar.
El asunto se podría poner feo.
Hugo Chávez será el presidente de Venezuela por seis años más.
Su amigo Daniel Ortega parece ser el presidente vitalicio de Nicaragua.
Es lógico pensar, que don Hugo y don Daniel apoyen a sus hermanos y hermanas socialistas en Costa Rica, en el caso de una lucha de clases.
Por su parte, los ricos podrían pedir a Washington ayuda.
O, podrían simplemente huir del país.
Este escenario podría ser menos drástico.
La amenaza de una tal lucha tampoco es inminente.
Sin embargo, sería prudente empezar ya a buscar una solución a esta disyuntiva.
Una de las primeras preguntas que podríamos hacernos es, ¿por qué los trabajadores del gobierno ganan más y cuentan con más beneficios, que sus contrapartes en el sector privado?
Todos somos ciudadanos.
¿Por qué debería una persona recibir más que otra, si cada uno hace el mismo trabajo?
¿O deberían los capitalistas pagar más a sus empleados, para que ganen tanto como sus homólogos en el gobierno?
Durante los próximos meses, LA REPUBLICA divulgará en su sitio Web, varios ensayos acerca de este importante tema.
Cordialmente los invitamos a hacernos llegar sus valiosos comentarios, con el propósito de encontrar un consenso nacional.

 

Ver comentarios