Enviar
DEBAJO DEL ARO

GAPARI

El argentino Juan Martín del Potro se ha convertido en la gran figura del momento en el deporte argentino al ganar sus primeros cuatro títulos en el circuito profesional de tenis de manera consecutiva en 35 días.
Hasta el 13 de julio pasado, Del Potro era una promesa más del tenis de su país y hoy es el jugador de convocatoria segura del capitán del equipo albiceleste de la Copa Davis, Alberto Mancini, para la semifinal ante Rusia que se disputará dentro de un mes en Buenos Aires.
Su cuarto título lo obtuvo este domingo en el ATP de Washington ante el serbio Viktor Troicki por 6-3 y 6-3 después de superar en la semifinal al alemán Tommy Haas por 6-2 y 6-1.

Ahora, con 19 partidos ganados consecutivamente, posee la segunda mejor racha de triunfos en la temporada, detrás del inminente número uno del mundo, el español Rafael Nadal, con 32.
También acaba de igualar la cuarta mejor racha de un tenista argentino, lograda por el legendario Guillermo Vilas entre noviembre de 1974 y mayo de 1975.
La inauguración de su palmarés profesional se produjo en Stuttgart, Alemania, el día 13 del mes pasado frente al francés Richard Gasquet (6-4 y 7-5) y lo amplió en Kitbühel, Austria, una semana después ante el local Jürgen Melzer (6-2 y 6-1).
La tercera conquista se produjo hace ocho días en la final de Los Angeles frente al estadounidense Andy Roddick también en dos mangas (6-1 y 7-6).

Esa victoria tuvo en su país un sabor particular ya que Del Potro se convirtió en el primer argentino que ganaba un torneo en pista de cemento en los últimos 31 años, después del triunfo que obtuvo Vilas en Virginia Beach en 1977.
El jugador de la ciudad bonaerense de Tandil que cumplirá 20 años el mes próximo, analizaba ahora la posibilidad de renunciar al torneo de New Haven que se iniciará este lunes para descansar la semana previa al comienzo del Abierto de Estados Unidos, último Grand Slam de la temporada.

En femenino, la rusa Nadia Petrova, segunda favorita, se hizo con el título del torneo de Cincinnati, del circuito WTA y dotado con $175.000 en premios, al vencer ayer en la final a la francesa Nathalie Dechy, por 6-2 y 6-1.
Dechy, 92 del mundo, fue la verdugo de tres favoritas, la eslovaca Katarina Srebotnik (4), la canadiense Aleksandra Wozniak (6) y la francesa Amelie Mauresmo (5).
Pero Petrova, 21 del mundo, aprovechó perfectamente su experiencia para llevarse el título, el primero en esta temporada y el octavo de su carrera, sin mayores problemas.
Ver comentarios