De risas y lágrimas
Noche de fútbol en Costa Rica, las emociones estarán a la orden en la última jornada de la fase clasificatoria. Fotomontaje/La República
Enviar

De risas y lágrimas

Cuatro partidos deciden y dos son de trámite, en la última jornada del fútbol nacional

Drama, esperanza, risas y lágrimas, todo está juego en la última jornada de la etapa de clasificación del campeonato nacional, tras la cual cuatro equipos seguirán, siete se irán al descanso y uno emprenderá el viaje a la segunda división.

201404222228160.a11.jpg
El partido más determinante será sin duda Puntarenas-Limón, un juego en el que uno de estos equipos descenderá y el otro habrá dejado los pelos en el alambre. Son dos equipos que en algún momento fueron candidatos a clasificar en el cuarto lugar, pero se durmieron en el cierre, que fue cuando Belén, Uruguay y Pérez Zeledón emprendieron la huida desesperada del sótano y ahora tienen un problema mortal. Limón requiere empatar, o perder por la mínima.
Otra buena parte de la atención se concentra en los partidos del Santos de Guápiles ante la UCR y Herediano-Carmelita.
Para los celestes solo la victoria les da seguridad del cuarto puesto, ya que sumarían 35 puntos, mientras que los carmelos, no solo deben obtener un resultado positivo ante Herediano, sino esperar el resultado en Guápiles.
UCR parece tener todo a su favor, pero si se hila fino, no es tan fácil. Los del alma máter juegan contra un Santos que no gana desde el pasado 9 de marzo, cuando venció a Limón 1-0, y que solo ha ganado en cuatro de los 21 juegos que ha realizado en este torneo. Por lo tanto, lo mínimo que podría hacer es tratar de despedirse con honor.
No obstante, el Carmelita, uno de los equipos que han dado el campanazo en el verano, si bien tiene la difícil tarea de vencer al Herediano de visitante, sabe que por su gol diferencia (5) un empate le podría bastar para clasificarse, si la “U” pierde ante Santos. Por lo tanto, habrá que tener el ojo puesto en ambos estadios.
Por otra parte, y eso va en contra de los carmelos, a Herediano le urge la victoria y al menos por un 3-0, ya que su única esperanza de ocupar la segunda posición, y obtener con eso la ventaja deportiva y los cierres en casa, es que Alajuelense tropiece ante un Pérez Zeledón que viene de levantar y salvarse del descenso y que llega a este partido relajado, sin ningún tipo de presión. Está claro que los manudos no podrán confiarse y deberán salir por un resultado positivo, para evitar sorpresas, porque si la Liga pierde se le podría quemar el pan en el horno.
Al Fello Meza llega Saprissa, en un encuentro en el que solo se juega el orgullo de un equipo brumoso, que buscará una salida victoriosa que sirva para al menos quitarle un poco de amargo a una temporada pésima. Los morados tomarán el partido como preparación para las semifinales que se vienen el domingo.
Completa la jornada un partido que ni suma ni resta, Belén-Uruguay, que paradójicamente hace algunas fechas muchos daban por un hecho que este juego sería decisivo para determinar al descendido, pero que el repunte de Belén, sumado a dos victorias claves de los lecheros ante Carmelita 1-0 y Puntarenas 3-0, los pusieron a salvo.

Luis Rojas
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios