Macarena Barahona

Enviar
Sábado 10 Abril, 2010


Cantera
De la incompetencia a la impunidad

Me declaro incompetente para entender quién tiene la competencia de investigar los crímenes de guerra y las desapariciones de la Guerra Civil española.
Si el juez de la Audiencia Nacional española, Baltasar Garzón, según el magistrado del Tribunal Superior de España, Luciano Varela, acogido a la Amnistía de 1977, se le juzgara por prevaricación.
Así, el próximo 22 de abril será acordado por el Consejo General del Poder Judicial, órgano de los jueces, la suspensión o no, del juez Baltasar.
En 2008 se declaro competente, y ordenó la apertura de cientos de fosas conocidas por las organizaciones de desaparecidos, para exhumar los restos de miles de españoles.
Pero no hizo sino dar inicio a una nueva oleada de terror. No la de la violencia física, sino la del terror jurídico. Y vemos, más que sorprendidos, a las instituciones que administran justicias, enfrentadas para impedir como sea, la apertura de fosas, las enmiendas civiles, el ejercicio de honras fúnebres.
El final del anonimato y, sobre todo, el resarcimiento civil a familias y herederos de tanto dolor, y tanto dolor de silencio e ignominia de tener familiares desaparecidos, como despojos de guerra, y héroes y víctimas anónimos.
Me declaro incompetente, para entender que en un gobierno socialista se cubra con la falta de acción política, esta lucha burocrática y legalista, de frenar el recorrido democrático de una sociedad que demanda, por dignidad y soberana republicana, el fin de la ultima etapa de la Guerra Civil y del franquismo: enterrar dignamente a sus muertos.
Abrir fosas, que todos sabe donde están —en general, a la vera de cementerios, en terrenos municipales—, esparcidos por todo el territorio, se ha convertido en la última pelea por salir de los ritos de represión del franquismo. En ese espacio donde no solo los muertos viven, sino los vivos que quieren enterrar las libertades de los otros.
Esa pura esencia del pensamiento único y apoderado del fascismo. Silencio. Olvido. Y sin embargo, la impunidad después de mas de 70 años, clama debajo de la tierra en la voz de un juez como Baltasar Garzón y miles de españoles que luchan por la dignidad y la paz de los desparecidos.

Macarena Barahona