Enviar
De corazón gigante

Joven de 14 años tuvo destacada actuación en El Salvador

Luis Rojas
[email protected]

Se echó a los salvadoreños en el bolsillo, por lo que compitió como en casa. Subió al podium como segundo lugar el primer día, repitió al siguiente pero en el sitial de honor, y aunque no tuvo una buena tercera jornada, se robó el corazón y los aplausos del respetable, que lo señalaba como el favorito de la competencia.
Hablamos del joven jinete Federico Arias Montealegre, quien con tan solo 14 años ya participa con buen suceso en concursos internacionales ecuestres y hace pocos días lo hizo en El Salvador, en el internacional de Salto.

Carmen Barrera, presidenta de la Federación Ecuestre de El Salvador, relató vía telefónica que “la gente se volcó en su apoyo, máxime con los dos podium de los primeros días; era el favorito, por ser un chiquillo ganándoles a grandes”, en un concurso con 250 participantes, que representaron a 13 países.
Al final Federico finalizó en el octavo lugar general en la categoría mayor abierta, tras un tercer día en que apuntaba hacia la victoria, pero que en el último recorrido tuvo ocho faltas, lo que le costó su sueño de gloria.
Motivado desde m
uy niño (seis años) por su abuelo, Rodolfo Montealegre, quien jugaba polo, Federico dice sentirse feliz por sus progresos sobre “Dexter”, su inseparable caballo, con el que ha crecido aprendiendo.
Ganarles a los grandes, de tamaño y edad, ha sido una experiencia interesante para el joven. ¿Qué dicen ellos cuando este pequeño les roba los podium? “Me felicitan y se ríen”, contesta el joven, campeón nacional de 1,10 metros y de la categoría infantil y que ahora salta en 1,20 m y 1,30 m.
Este chico, hijo de Alvaro Arias y Lissa Montealegre, cursa el octavo año en el Colegio Saint Mary en Guachipelín de Escazú y practica diariamente en el Club Ecuestre La Caraña, bajo la preparación de su actual entrenadora Leonor Muñoz.
Entre su experiencia internacional ha representado a Costa Rica en Colombia, Venezuela, Guatemala, Panamá, El Salvador y en Argentina, con muy buenos resultados y tanto él como sus padres dicen que están buscando la posibilidad de un patrocinio, que le permita a este joven desarrollarse aún más en esta disciplina.
“Para Federico es un orgullo ver izar nuestra bandera y oír el Himno Nacional en estas competencias internacionales; él quisiera encontrar patrocinio ya que este deporte conlleva muchos gastos, como el transporte de su caballo a algunas competencias”, manifestó Arias.
En este concurso, Costa Rica participó con cuatro jinetes, entre los que destacó la entrenadora tica Chrissy Boudro, quien obtuvo el segundo lugar en la categoría Amplia, con altura de 0,90 metros. Cabe señalar también que este concurso fue avalado por la Federación Internacional de Ecuestre (FEI) y fue válido para el ranking mundial.
Ver comentarios