Enviar
¿Darán de nuevo la sorpresa?
Entre los “pequeños” se puede esconder un nuevo campeón

Cristian Williams
[email protected]

Brujas, quinto lugar de la clasificación general en la primera ronda, y Puntarenas, noveno puesto, jugaron la gran final del Torneo de Invierno 2009 y salieron del “grupo débil”.
Se dice que no hay que llegar primero, pero hay que saber llegar, y eso se dio con los equipos de este grupo, al menos brujos y porteños, ya que Herediano, llegó primero y fue el primero en irse.
Pero no todo fue bueno, los tres equipos más malos del torneo se ubican en este grupo y desde ya inician una fuerte lucha por eludir el descenso Ramonense, Universidad de Costa Rica y San Carlos.
Herediano y Brujas deberían estar luchando el liderato, al menos del grupo, mientras que los otros cuatro, de manera muy pareja irán por el tercer puesto y hasta la zona de descenso.
Parte como gran favorito Brujas, que mantiene toda la estructura, se ve más firme que nunca Mauricio Wright, y aunque vio partir a Allan Alemán, este nunca fue figura determinante.
También se podría concretar la salida del defensor Roy Smith, quien hoy parte con destino a Polonia, donde realizará una prueba con el Gliwicki Club Sportowy Piast Gliwice de la primera división, por un periodo aproximado de dos semanas.
Pero eso no se vislumbra como problema para una de las planillas más amplias del campeonato.
Luego surge Herediano, más por nombre que por otra cosa, y como ha sido tradición año a año, despide “medio equipo” y contrata “medio equipo”, comenzando por el entrenador tras la salida de Salvador Armando Ragusa, a quien no le podían pagar el salario que tenía, y la llegada de Luis Diego Arnáez.
Sumado a Arnáez y varios ascensos del alto rendimiento, se contrataron figuras como Rafael Rodríguez, Berny Solórzano, Luis Miguel Gallardo y José Cubero, quien estaba a préstamo en Puntarenas. Dejaron la institución el portero Jonathan Valerio, los delanteros Andy Herron, Jorge Drovandi, Kenneth Vargas, así como Kevin Sancho, Josué Salas y Luis Daniel Vallejos.
El Herediano tendrá en contra que las cinco primeras jornadas como mínimo deberá jugarlas como visitante o en cancha neutral, porque al estadio Rosabal Cordero le están instalando gramilla sintética, por lo que se trasladarán al Morera Soto.
San Carlos, Ramonense, Universidad y Puntarenas están parejos, ninguno luce con ventaja, salvo los chuchequeros por ser los actuales subcampeones, aunque perdieron al arquitecto en el banquillo Carlos Restrepo y en la cancha a Rafael Rodríguez.
Por Restrepo llegó el uruguayo Jorge González, que se estrena en Costa Rica y se trajo a su compatriota Hernán Pérez, quien se desempeña como delantero y es el llamado a ser la pareja del colombiano Luis Lara.
Si los porteños logran darle el tinte de fortaleza al estadio Lito Pérez y pellizcar uno que otro punto en calidad de visitantes, podrían ser una vez más el tercer clasificado del grupo.
San Carlos, que ahora tiene a Daniel Casas como entrenador y se reforzó con Geiner Segura, Kenneth Vargas, Manfred Russell, Ricardo Harris y Maikol Mora, es el que la tiene más complicada.
Los norteños apenas sumaron 11 puntos en el Torneo de Invierno, tienen un gol negativo de -14 y están a cinco unidades de Ramonense y la UCR, por lo que desde la primera jornada deben comenzar a recortar puntos.
Casas no contará más con Ernesto Gutiérrez, Reymer Solano, Edward Chiroldes, Michael Umaña, Rodolfo Gamboa, Jorge Jiménez ni Kenneth Solano.
Ramonense no se descuida, le dejó el puesto a Javier Delgado como entrenador y aunque se fue su principal figura y referente en el gol, Alejandro Sequeira, al menos lleva varias alternativas.
Olman Vargas, José Luis Cordero y Ariel Santana, todos procedentes de Saprissa, donde tenían poca oportunidad, llegan al equipo poeta en busca de la consolidación. A ellos se suma Luis Guillermo Campos, quien estaba en Grecia.
Finalmente la Universidad, que por cuarta temporada corta tiene a Johnny Chávez en el banquillo, hizo la excepción a su regla, ya que logró mantener la planilla estable, solo con la salida de Steven Calderón.
Ver comentarios