Enviar

Ubicación, ubicación, ubicación

El termino ubicación suele estar relacionado con el acto de localizar o instalarse en un lugar o espacio determinado. Sin embargo, cuando se trata de una operación empresarial, productiva o comercial, esta ubicación se conoce a partir de su dirección (la calle donde se encuentra ubicada) y esto implica el establecimiento de un importante y detallado marco de referencia.
Para que esta ubicación cumpla con las expectativas de quien requiere un espacio en un complejo, un inmueble o incluso un terreno para instalarse, es necesario contar con un conocimiento muy amplio de los sectores, las calles e incluso las propiedades disponibles en el momento en que se desea instalar, reubicar o expandir la operación del negocio. Para la mayoría de empresas, sin importar su naturaleza, el emplazamiento elegido va a ser uno de los factores determinantes del éxito o el fracaso de su participación en un mercado competitivo.
Hoy en día, casi todas las firmas requieren ubicarse en lo que se conoce como primera línea ya sea en calles muy comerciales,, distritos corporativos o zonas industriales que les proporcionen una ventaja competitiva que se pueda traducir además, en una rentabilidad asociada a la inversión inmobiliaria y eso no siempre es posible. Esto debido a la escasez de espacios e incluso por los elevados precios generados por la falta de oferta adecuada a sus necesidades.
Dependiendo de la naturaleza del negocio, algunas veces resulta compleja la selección de una ubicación que cumpla con todas las necesidades de quien la requiere. Para algunas empresas que buscan áreas para establecer sus oficinas, toman en consideración aspectos como la cercanía de la ubicación al lugar de residencia de su fuerza laboral, los accesos, la posibilidad de expandirse, la imagen corporativa que proyecte el inmueble, las amenidades en la zona e incluso los precios que en promedio ofrezcan los comercializadores de dichos espacios.
Cuando se trata de un requerimiento industrial, los factores determinantes suelen estar relacionados con aspectos como la capacidad de permitir el acceso de vehículos de carga, la cercanía con puertos tanto marítimos, aéreos y terrestres para la distribución efectiva de los productos fabricados, la posibilidad de ubicar empresas encadenadas a la actividad como el embalaje y la proveeduría de componentes y materia prima así como áreas que permitan la instalación de maquinaria y todo lo que permita el establecimiento de la línea de producción.
Para el establecimiento de ubicaciones comerciales, se toman en cuenta indicadores demográficos en el área de influencia, el transporte publico en la zona, el desarrollo inmobiliario residencial, el transito peatonal y vehicular de las vías aledañas al local y otras variables que permitan a la empresa una rápida penetración y participación en el mercado.
Actualmente, muchas de las empresas tanto locales como extranjeras conocen muy bien todas las dificultades, esfuerzos y conocimiento implicados en la selección de una ubicación estratégica. Por lo tanto, optan por un sistema de colaboración empresarial que delegue en especialistas dicho proceso. Algunas de las empresas que ofrecen estos servicios, cuentan con herramientas tecnológicas de recopilación, actualización y localización geográfica, así como profesionales especializados en los diferentes mercados y sectores que componen la oferta de espacios y propiedades dedicadas a los usos antes mencionados.

Inteligence Manager Colliers International
[email protected]
Ver comentarios