Enviar
Curitiba, la ciudad más verde de Latinoamérica
Diecisiete ciudades latinoamericanas fueron analizadas para saber cuánto han avanzado en desarrollo sostenible

Saber cuál es la ciudad más responsable con el ambiente de América Latina era el objetivo de un estudio realizado por Economist Intelligence Unit (EIU), de la revista The Economist, y patrocinado por la empresa alemana Siemens.
El Indice de Ciudades Verdes de América Latina”, evaluó las estrategias que han aplicado las grandes ciudades para mejorar su impacto ambiental, resultando Curitiba, en Brasil, la ganadora.
La evaluación incluyó también México D.F., Guadalajara, Monterrey, Puebla, Medellín, Bogotá, Quito, Lima, Río de Janeiro, Belo Horizonte, Brasilia, Sao Paulo, Porto Alegre, Montevideo, Santiago y Buenos Aires.
El informe elaboró un ranking de sostenibilidad, en donde se explica cómo estas ciudades utilizan eficazmente las políticas medioambientales en beneficio de sus habitantes.
Entre las categorías para evaluar a las metrópolis se encontraban energía y CO2, para lo cual se calculaban las emisiones producidas por consumo de electricidad, el uso de la tierra y edificios, y medía cuántas áreas verdes urbanas y de construcción de edificios ecológicamente responsables tenía la ciudad.
Además, se evaluaron los sistemas de transporte público y el uso de los automóviles, el manejo y la recolección de desechos, el acceso y consumo del agua potable, así como el saneamiento y suministro de servicios y tratamiento de aguas residuales.
Basado en estos ocho criterios, el ranking colocó a la ciudad brasileña en el primer lugar, mientras que último lugar lo comparten Lima y Guadalajara.
Curitiba fue catalogada como “muy por encima del promedio”, y cinco ciudades brasileñas de las seis incluidas en el estudio, obtuvieron los mejores resultados.
La gran sorpresa fue la ciudad de México, que había sido catalogada en 1992 por la ONU como la más contaminada del mundo, que ahora se sitúa como una ciudad “promedio” en cuanto a sostenibilidad y “debajo del promedio” a nivel de calidad de aire, pero compartiendo el puesto con Bogotá, Buenos Aires, Lima, Monterrey y Montevideo.
Por su parte, Lima fue catalogada como “muy por debajo del promedio”, presentando mayores problemas por la escasez de áreas verdes y de construcciones ecológicamente amigables, una inadecuada estrategia de eliminación de desechos y de uso eficiente del agua potable, además de una mala calidad del aire.

Sofía Ramírez
[email protected]

Ver comentarios