Cuide las palabras frente a su público
No culpe ni hable mal de empresas u organizaciones, aconsejan los expertos. Shutterstock/LA REPÚBLICA
Enviar

Cuide las palabras frente a su público

Hablar de más traería consecuencias negativas a la imagen de su empresa

Utilizar una plataforma de comunicación de gran alcance para enviar el mensaje equivocado, puede traer graves consecuencias en la imagen que su empresa proyecta en los consumidores.

201503022221550.codd.jpg
¿Por qué es tan importante la imagen corporativa? Como asegura el refrán: “Todo entra por los ojos”, y su compañía no es la excepción.
Es importante recordar que aunque sus productos y servicios se encuentren bien posicionados, unas malas palabras colocadas en lugares incorrectos podrían ser la excusa de su competencia para adelantarse en su estrategia comercial.
La mala gestión puede generar percepciones negativas de los clientes y los propios empleados, proveedores, la comunidad y medios de comunicación. 
“No mienta ni genere discusión: existen muchísimos ejemplos de ejecutivos que en medio de una entrevista empiezan a discutir o criticar. No caiga en situaciones como esta, no asigne culpabilidades ni hable mal de otras empresas u organizaciones”, aseguró Indiana Corrales, experta en comunicación corporativa.
He aquí la importancia de establecer, en todo tipo de compañías (pymes y grandes) un plan de comunicación, que vendría acompañado de la capacidad de reacción de la empresa ante situaciones críticas.
Un primer paso es establecer voceros corporativos, quienes desempeñan un rol fundamental en determinados momentos y etapas como lanzamientos, cambios, nombramientos y crisis.
Estas personas desarrollarían estrategias y habilidades comunicativas que les permitan transmitir mensajes claros, concretos y coherentes, perfectamente alineados al contexto actual, tanto organizacional como el del entorno, según el sitio especializado Infosol.
El peor error es la falta de preparación. Ante esta situación debe existir un comité que apoye al vocero en las diferentes áreas que pueden verse involucradas, para que así, todas las personas puedan trabajar como equipo en beneficio de la organización.
“Una empresa puede tardarse muchos años en construir una imagen positiva; sin embargo una mala gestión de la comunicación —especialmente en momentos de crisis— puede traerse abajo en segundos esa imagen que se construyó a lo largo de los años”, explicó Corrales.

Fabiola Vargas
[email protected]
@FabiVSola

Ver comentarios