Cuestionan a Angela Merkel por política de refugiados
Enviar

En una reunión municipal virtual, un hombre alemán, padre de cuatro, cuestionó a la canciller alemana, Angela Merkel, sobre su política de refugiados, como muestra de lo que le espera a la líder europea por más tiempo, en tanto se prepara para su cuarto mandato.

Merkel habló a través de una videoconferencia desde Berlín a miembros de su partido Unión Demócrata Cristiana (CDU, por sus siglas en inglés). Un miembro del partido desde hace un año, situado en las afueras de Fráncfort, le dijo el jueves que, por primera vez en su vida, estaba realmente asustado y que la política de puertas abiertas de Merkel con los migrantes iba en contra de lo que muchos alemanes querían.
Con un millón de migrantes entrando a Alemania desde Oriente Medio y África desde el comienzo del año pasado, Merkel se ha aferrado a la idea pese a las señales de que sus partidarios podrían no apoyarla. En la reunión virtual, Merkel reconoció que "no todo mundo apoya esta política", al mismo tiempo que prometió que la rápida afluencia de refugiados no volverá a repetirse.
Merkel, de 62 años, terminó con meses de especulación a principios de este mes al anunciar que se postulará para las elecciones del próximo año. En una serie de conferencias regionales antes de la reunión del partido, Merkel ha recogido tanto críticas como aplausos por su respuesta a la peor crisis de refugiados del país desde la Segunda Guerra Mundial. En una reunión el lunes en Heidelberg, un afgano que busca asilo político buscaba agradecerle con lágrimas en los ojos y al mismo tiempo un miembro del CDU le exigía que renunciara.
"No piense en un nivel personal que no estoy tomando su miedo en serio, solo para que no haya malinterpretaciones entre nosotros", rebatió Merkel al miembro de su partido el jueves. "Tomo nota de sus críticas. Pero creo que las consecuencias de no haber tomado cartas en el asunto habrían producido otro tipo de preocupaciones", agregó.
Existe otra razón para los argumentos de Merkel: Alemania tiene la obligación legal y moral de recibir a quien busca asilo huyendo de la guerra y la opresión. Ella agregó que las medidas fueron tomadas, incluyendo el acuerdo de la Unión Europea con Turquía, para reducir la afluencia.
"Tenemos que vivir con esta disidencia, pero el hecho es que hemos tomado medidas para que no se repita lo que pasó el año pasado", dijo Merkel.

Ver comentarios