Cuba flexibiliza venta de vehículos nuevos y usados
La medida "libera la venta minorista de motos, autos, paneles, camionetas y microbuses, nuevos y de segunda mano. Bloomberg/La República
Enviar

Cuba flexibiliza venta de vehículos nuevos y usados


El Gobierno de Cuba acordó flexibilizar la venta minorista de vehículos nuevos y usados al eliminar el permiso estatal que los particulares necesitaban para la compra en las empresas comercializadoras autorizadas, informaron ayer medios oficiales.
La medida, aprobada este miércoles por el Consejo de Ministros, "libera la venta minorista de motos, autos, paneles, camionetas y microbuses, nuevos y de segunda mano, para las personas naturales cubanas y extranjeras residentes en el país, así como para las personas jurídicas extranjeras y el cuerpo diplomático".
Las nuevas regulaciones para la importación y comercialización de vehículos serán publicadas en la Gaceta Oficial próximamente, pero el diario Granma adelantó ayer que la "venta liberada se irá implementando de manera gradual y paulatina" en la red minorista, controlada por el Estado.
En 2011 un decreto gubernamental puso fin a medio siglo de prohibiciones y límites para las transacciones de vehículos al autorizar a los cubanos y extranjeros residentes en la isla la compra y venta de automóviles a título particular.
No obstante, aquella medida mantuvo la restricción para que los cubanos compraran automóviles totalmente nuevos en entidades comercializadoras, y el Gobierno siguió controlando esas adquisiciones mediante un permiso otorgado por el Ministerio de Transporte a ciudadanos específicos.
Granma, portavoz del gobernante Partido Comunista de Cuba (único), reconoció ayer que la venta mediante ese permiso -conocido como "carta de autorización"- ha resultado "inadecuada y obsoleta", y añadió que ese mecanismo "burocrático" se convirtió en una fuente de "especulación y enriquecimiento".
Un 30% de las ventas del Estado mediante ese mecanismo en 2012 terminaron con un cambio de propietario poco después de registrado el vehículo, lo cual apunta a que el procedimiento "motivó que algunas personas se sirvieran de él para obtener ingresos adicionales".
La medida, que contemplará con prioridad a quienes ya tenían esas "cartas de autorización", establece que los precios minoristas que fijará el Estado serán "semejantes" a los del mercado entre particulares, que se mueve con abultadas tarifas precisamente debido a las restricciones existentes.
"Con el ingreso recaudado se creará un fondo destinado especialmente al desarrollo del transporte público en todo el país", subrayó el periódico.
Por otra parte, la normativa permite la compraventa de motores de combustión interna y carrocerías entre particulares, y precisa que "deberá garantizarse la disponibilidad de baterías, neumáticos, accesorios y piezas de repuesto" a precios "sin carácter recaudatorio".
También se dará prioridad a la venta de bicicletas con precios favorables para promover su uso.
La autorización de "importación directa" de vehículos nuevos y de segunda mano se mantendrá para las empresas importadoras autorizadas y el cuerpo diplomático.
Granma destacó que las nuevas normas ayudarán a "eliminar restricciones que con el tiempo perdieron su razón de ser" y "trabas administrativas que dejaban espacio a la ilegalidad".


La Habana/EFE



Ver comentarios