Cuatro cambios convertirían a San José en una gran capital
“Una de las prioridades en cualquier intervención en San José de carácter arquitectónico, urbanístico o paisajístico es comprender el paisaje propio de la ciudad”, dijo Alejandra Orozco, fundadora de la firma Endémica Arquitectura del Paisaje. Ger
Enviar

Colaboró Raquel Rodríguez

Con el desarrollo de cuatro temas claves, San José se transformaría en una capital atractiva tanto para vivir como visitar.

Se trata de la repoblación del centro —incluida la construcción vertical—, la ampliación y mejoramiento de las zonas verdes, un buen manejo de la seguridad y un transporte eficiente —incluidas las opciones de las ciclovías y caminatas—, de acuerdo con varios de los más destacados urbanistas del país.

También se reconoce que se podrían hacer grandes avances, al arreglar las cosas pequeñas, como las aceras y la iluminación.

Varios de estos modelos ya se están desarrollando en San José, tanto por parte del sector público como del privado, con la innovación en diseño y conservación ambiental, entre otros enfoques.

El Área Metropolitana ha visto el crecimiento de los residenciales en condominio, sobre todo en los alrededores de la ciudad, lo que requiere el uso de mucho terreno.

Estos desarrollos implican la necesidad en muchos casos de utilizar carros para cualquier recorrido, incluso para ir al centro de San José.

El transporte público también debería mejorarse, al ser un modelo de la década de 1990, cuando la población urbana era bastante menor.

El tren eléctrico sería una forma eficiente de lidiar con este problema.


CAMBIAR EL TRANSPORTE


El tren eléctrico sería una forma de quitar una gran cantidad de buses, que actualmente duplican varias rutas en San José.

75

Rutas que pasan por Paseo Colón


REPOBLACIÓN


La construcción vertical es una forma de evitar la dispersión de la ciudad, ocupando espacios amplios y poniendo presión en el transporte, mientras crece la población (datos de la población GAM).

1991 1,8 millones
2015 2,9 millones

Fuente: Estimaciones con base en datos del Banco Mundial.


MEDIDAS PARA MEJORAR LA CIUDAD


Seis expertos proponen sus ideas para convertir a San José en una ciudad inteligente

Alejandra Orozco

Arquitecta
Endémica Arquitectura del Paisaje

Una de las prioridades en cualquier intervención en San José de carácter arquitectónico, urbanístico o paisajístico es comprender el paisaje propio de la ciudad.
El uso de estas especies, que configuran la composición y estructura, permite que todas las intervenciones urbanísticas sean parte de una estrategia de conectividad de paisaje, la cual puede reducir la pérdida de biodiversidad josefina, consecuencia del crecimiento descontrolado.
Los parques, plazas, paseos peatonales, áreas verdes de juegos, zonas verdes de urbanizaciones e ingresos, son espacios claves y de prioridad para la estrategia de conservación y restauración del paisaje natural.
Esta visión protege los ríos y quebradas, fija carbono contrarrestando el efecto invernadero resultado de la contaminación del aire, conserva la biodiversidad, crea una conectividad entre fragmentos de bosques remanentes y desarrolla unidades boscosas más extensas.

Ana Quirós

Presidenta
Green Building Council

Existen propuestas para desarrollar áreas urbanas compactas, con provisión adecuada de espacio público y áreas verdes, con equipamientos institucionales y sociales próximos a los usuarios, conectados por una red de transporte público eficiente, incluyendo ciclo vías y vías peatonales.
No obstante, en Costa Rica observamos por un lado suburbios con construcciones de desarrollos horizontales en baja densidad, segregados de su entorno y sobre suelos no aptos, por ejemplo por su potencial agrícola.
Por el otro lado, en los centros urbanos se constata el aislamiento, la inseguridad y la subutilización de infraestructura.
Además, entre unas y otras zonas, la distancia y la carencia de alternativas para transporte eficiente, generan una dependencia del automóvil que conlleva, en la mayoría de los casos, largos tiempos de viaje, contaminación y consumo de recursos.

Daniel Cisneros

Arquitecto
Partner Consorcio Auna

Las ciudades las hacen las personas, es decir, poblarlas. Para ello se requiere mejorar la calidad de vida al crear espacios públicos destinados al ocio y la cultura que fomenten interacción entre sí.
Necesitamos crear ciudades más peatonales donde el carro sea secundario.
Vivir en altura ayuda a disminuir el crecimiento horizontal de las ciudades protegiendo los pulmones verdes, ayuda a densificar los centros, donde la gente viva donde trabaja, se divierte y socializa.
Si logramos densificar y concentrar suficiente las ciudades en un centro podremos generar parqueos satelitales perimetrales cerca a transporte público como tranvías, para limitar las ciudades a los peatones y no usar vehículos, solo y exclusivamente para trasladarnos a las afueras.
Proyectos de miniciudades, que tengan tantos programas mixtos que se crea una relación simbiótica entre ellos, manteniendo el espacio público.

Francisco Avilés

Gerente general
Argo Estrategia

No cabe duda de que el proceso de repoblamiento de los centros urbanos en Costa Rica es irreversible. El modelo de crecimiento suburbano resulta a todas luces insostenible. Los costarricenses buscan cada vez más evitar los interminables desplazamientos para ir al trabajo o regresar a su hogar.
No obstante, este renacimiento de la ciudad como espacio vital, para ser permanente, requiere de una inversión en infraestructura, no de grandes con empréstitos externos e intrincados procesos de licitación, sino de inversiones modestas que provocan un fuerte impacto en la vida de la ciudad.
Algunos ejemplos serían la recuperación de parques, la construcción de aceras o el mejoramiento del alumbrado público.
Las actividades puntuales en la búsqueda de la recuperación de los espacios urbanos (festivales, caminatas, mercadillos…) son muy loables, pero no tienen carácter de permanencia.

Hernán Martínez

CEO
Cuestamoras Urbanismo

La visión de ciudades extendidas, con usos separados y conectadas por carreteras congestionadas ha quedado en el pasado. Las nuevas tendencias de desarrollo urbanístico buscan generar un crecimiento orgánico y sostenible donde la persona es protagonista.
Este nuevo modelo crea miniciudades incorporando el diseño de espacios urbanos en los que convergen lo tradicional y lo moderno. Los usos mixtos y verticales, la escala humana, la proximidad y los espacios comunes permiten experimentar una mayor calidad de vida, con menores distancias para ir al trabajo, salir de compras o entretenerse, y donde el transporte público es viable y más eficiente.
Para que nuestras urbes se transformen en ciudades del futuro, debemos apostar a reinventar los entornos urbanos mediante la eficiencia y la maximización de los recursos.
El país cuenta con las capacidades necesarias y se está en un buen momento para iniciar este proceso; sin embargo, el principal desafío es ponerlo en marcha.

Ramón Pendones

Director
OPB Arquitectos

La repoblación urbana es un tema pendiente dentro del casco central de San José, para buscar que la capital deje de ser una ciudad fantasma en las noches.
Creemos importante que haya soluciones de vivienda para todos los sectores, no solo para los de mayor poder adquisitivo en el centro. Lo más conveniente es que la ciudad tenga más usos, con trabajo y vivienda lo más cerca posible, así como educación, comercio y entretenimiento.
Esto es realizable con desarrollo vertical que compacte la ciudad, para que no sea difusa.
La idea es mezclar todos los usos de la ciudad, para que estén separadas y se conecte todo con automóviles donde esté ocupado por solo una persona.
No son necesarias más calles ni ampliarlas, la idea es ofrecer una medida intermodal a los transeúntes, donde un tiquete pague el uso del bus, tren o bicicleta.
Donde se estimule el transporte sostenible desde patinetas, bicicletas hasta buses y trenes eléctricos.
La ciudad al ser más sostenible y activa, se vuelve más verde y eficiente.

 

Ver comentarios