Enviar
Avances de esta semana en Bruselas determinarán en gran parte si se logrará concluir la negociación el próximo año
Cuarta ronda con UE es clave

Israel Aragón
[email protected]

El nivel de avances que Centroamérica y la Unión Europea logren esta semana durante la celebración de cuarto encuentro para negociar un acuerdo de asociación será clave para cumplir con la meta de terminar el proceso el próximo año, tal y como ambas regiones pretenden.
Al encontrarse casi a la mitad del camino de la negociación, las partes deberán entrar a discutir los temas más polémicos y de fondo, pues serán estos los que más tiempo tomarán antes de llegar a un acuerdo.
Esa es la posición de los negociadores centroamericanos, expresada por Roberto Echandi, jefe negociador costarricense, quien considera que “llegó la hora de que Europa demuestre” cuán importante es el acuerdo para ellos y empiecen a negociar aspectos polémicos.
Hasta el momento la Unión Europea (UE) ha mantenido una posición defensiva y todavía no ha hecho concesiones importantes en materia de acceso a su mercado; por el contrario, las ofertas comerciales que ha hecho hasta el momento plantean panoramas peores al actual para exportar al Viejo Continente, pues concede menos privilegios que los otorgados por el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP Plus).
“El SGP-Plus debe consolidarse en esta ronda o a más tardar en la próxima en Guatemala; si no, será muy difícil que se cumpla lo que los europeos han dicho de que quieren terminar de negociar el acuerdo el próximo año”, aseguró por su parte Sergio Navas, vicepresidente ejecutivo de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco).
Tras la cuarta ronda de negociación, que terminará el viernes, se tienen programadas dos más este año, una en octubre que se celebrará en Ciudad de Guatemala, y otra más en diciembre, de nuevo en Bruselas.
“Sabemos que en este acuerdo se va a consolidar el SGP-Plus, pero no es lo mismo consolidarlo en esta ronda o la próxima que después. Se necesita que Europa pase del discurso a los hechos pronto para que sea posible pasar a discutir otros temas importantes, como las normas sanitarias o las reglas de origen, que no se pueden dejar para el final”, agregó Navas.
Sin embargo, para Echandi las señales dadas por Europa muestran que su intención podría ser retrasar algunos temas, pues de esa forma daría a Centroamérica menos tiempo para conseguir mejoras.
La otra gran variable que llevaría a retrasar la negociación de temas sensibles es la Ronda de Doha, ya que la próxima semana se iniciará una reunión clave para lograr que esta concluya a finales de año, como se espera.



Ver comentarios