¿Cuánto vale la tecnología de Amazon?
Foto Bloomberg
Enviar

La atención puesta por Jeff Bezos en la experiencia del usuario lo ha ayudado a hacer de Amazon la compañía de comercio electrónico más valiosa del mundo. Pero los organismos reguladores europeos y estadounidenses dicen que el valor que Amazon da a la tecnología en la que se apoya esa experiencia varía mucho según de qué lado del Atlántico se trate, y de con qué valuación pagará menos impuestos.

En Europa, el gigante del comercio electrónico dice a las autoridades que la propiedad intelectual de su plataforma de compras online tiene un valuación enorme, lo que justifica los miles de millones de ingresos exentos de impuestos que ha obtenido en la región desde que trasladó sus activos tecnológicos a Luxemburgo hace 10 años. En los Estados Unidos, en cambio, minimiza el valor de esos mismos activos para explicar por qué paga tan pocos impuestos por su licencia.

Las autoridades de ambos continentes están haciendo preguntas. Los organismos reguladores de la competencia de Europa investigan si la compañía recibió ayuda estatal ilegal por parte de Luxemburgo que exigiría el pago de impuestos atrasados. Por su parte, el Servicio de impuestos Internos de los Estados Unidos, IRS por la sigla en inglés, envió a Amazon una notificación de ajuste en mayo en la que establece que la empresa debe $1.500 millones de impuestos atrasados.

Amazon.com dice que cumple con la ley. “Amazon paga todos los impuestos que debe pagar en todos los países en los que opera”, afirmó en una declaración. La compañía ha presentado una demanda en el Tribunal Fiscal de los Estados Unidos a los efectos de bloquear la medida del IRS. Se estima que habrá un fallo en otoño (boreal).

Quienes critican a la compañía, sin embargo, preguntan por qué se permite a Amazon y a otras empresas asignar un valor de mercado a sus propios activos con fines impositivos. “Insistimos en esa ficción de que se pueda pedir a las firmas que informen dónde obtuvieron ingresos e hicieron gastos, y de que una firma global va a hacer estos distingos de manera que reflejen la realidad económica”, dijo Kimberly Clausing, una profesora de economía del Reed College que estudia la evasión internacional de impuestos.

Muchas compañías estadounidenses –entre ellas firmas del sector de salud como Merck y empresas de tecnología como Facebook  y Apple - trasladan sus activos de propiedad intelectual a paraísos fiscales en el exterior. Desde ahí licencian sus innovaciones a unidades operativas de la misma compañía.

La más grande de esas compañías traslada miles de millones de dólares a los paraísos fiscales a través de pagos de regalías, con lo cual reduce los impuestos que la empresa matriz debería pagar. Los organismos de control impositivo sostienen que las empresas desvían de forma ilegítima ingresos de las jurisdicciones fiscales donde se los genera. Los ejecutivos cuyas compañías son más activas en planificación impositiva, como el CEO de Apple, Tim Cook, dicen que no hacen más que tratar de servir a sus accionistas y de mantener la competitividad al tiempo que acatan la ley.


Ver comentarios