Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


¿Cuál es LA noticia?

Claudia Barrionuevo [email protected] | Lunes 09 mayo, 2011



¿Cuál es LA noticia?

Escribir una columna semanal no es tarea fácil. Durante los días que anteceden a la entrega del artículo suelo descubrir una noticia o un hecho personal que me permita desarrollar una opinión. Algunas semanas, las menos, no encuentro un tema sobre el que me provoque escribir y llego al día final con la angustia de la pantalla en blanco.
En estos últimos diez días la situación ha sido muy particular: nunca antes me había sentido motivada por tantos temas ricos de explotar.
El miércoles 27 de abril el Tribunal Penal de Hacienda leyó la sentencia del caso ICE-Alcatel. Me senté frente al televisor para conocer los pormenores. Seguí escuchando a las juezas por el radio del carro y terminé ante el televisor de la sala de espera de un consultorio médico. ¡Ya tenía material de sobra para escribir!
Hubiera podido tener lista esa columna para el lunes pasado, pero la renuncia del ex ministro Tijerino ya había despertado mi interés. No importaba: trataría el tema este lunes.
Claramente no iba a escribir sobre la boda real de Catalina y Guillermo porque el gasto desmedido en una ceremonia decimonónica en los albores de un Siglo XXI convulso, donde treinta y cinco millones de personas al año mueren de hambre, me parece obsceno. No formé parte de los 2 mil millones de espectadores que vieron la boda por televisión.
Tampoco me interesa el fútbol; cuestión de gustos. Por más que me explicaron que no se esperaba que Alajuela le ganara a Heredia por cuatro goles el sábado y San Carlos por dos a Saprissa en la propia cueva del monstruo, los resultados supuestamente insólitos no me motivaban a escribir.
Así que yo estaba tranquila con el tema de la sentencia histórica del juicio ICE-Alcatel. Eso creía yo. Hasta el domingo primero de mayo.
Me levanté tarde y cuando recordé que ese día se celebraba la anual sesión solemne del Primer Poder de la República, corrí hacia el televisor para descubrir atónita ¡que la Asamblea Legislativa había colapsado! Poco a poco fui reconstruyendo los hechos sin precedentes que se dieron esa mañana en Cuesta de Moras.
Entendí por qué dos diputados heredianos hablaron de un “mayo rojinegro” haciendo alusión no solo a la derrota del equipo de su provincia, sino también al triste “mayo negro”, nombrado así por el famoso ex diputado Jorge Luis Villanueva, padre de don Luis Gerardo, cuando en 1985 los diputados del Partido Unidad Social Cristiana y algunos de Liberación Nacional liderados por Bernal Jiménez, traicionaron a su compañera, doña Matilde Marín de Soto, que iba a convertirse en la primera mujer en presidir la Asamblea Legislativa.
Ya estaba ante el gran dilema de escoger entre el juicio por corrupción o la confirmación de la ruptura absoluta del bipartidismo cuando, aún pendiente de la pantalla del televisor y haciendo zapping cada vez que los canales nacionales abandonaban el zafarrancho de la Asamblea para mostrar los actos de beatificación expedita de Juan Pablo II, cayó la noticia de que Osama Bin Laden había sido asesinado en un operativo militar a cargo del gobierno de los Estados Unidos.
A menos que llegue el Apocalipsis, ya tengo temas para los próximos lunes de este mes.

Claudia Barrionuevo
[email protected]