Logo La República

Jueves, 24 de septiembre de 2020



NACIONALES


Crucitas: nuestro prestigio como país está en juego

Amanda Núñez [email protected] | Viernes 21 agosto, 2020

Vemos a Edgardo Araya
Sin inversión pública donde falta agua potable y mejores caminos, la gente queda a la merced de los intereses de empresas y extranjeros que les compran el oro.


Edgardo Araya

Abogado Ambientalista

Frente Amplio


Crucitas está siendo explotada y destruida, pese a la sentencia del Tribunal Contencioso Administrativo que anuló la concesión minera en la zona.

Mas no hay otro culpable que los gobiernos de esta última década.

Seguimos denunciando la pasividad del Estado.

Lea más: ¿Regresaría Infinito Gold a Crucitas? Su presidente no lo niega

Se cree que con enviar más policías a la zona se resolverá la situación, pero con el tiempo estos operativos son fáciles de evadir, además la corrupción policial también alerta a los coligalleros de la zona.

Reforzar la presencia de fuerza pública en el área no va a resolver el histórico abandono de Crucitas y toda la región.

Sin inversión pública donde falta agua potable y mejores caminos, la gente queda a la merced de los intereses de empresas y extranjeros que les compran el oro.

Además, al ser zonas poco pobladas sin mucho tránsito, es fácil trabajar ahí y que nadie denuncie.

Lo que hace falta es interés gubernamental y desarrollar un centro de conservación sostenible allí.

Este proyecto pretendería rescatar a Crucitas del daño ambiental hecho, y generar investigaciones sobre conservación sostenible en una zona que ha sido impactada por el trabajo del humano.

Esto sería extremadamente valioso para el mundo y especialmente para América Latina, que ha sufrido por años del cáncer que es la minería ilegal.

Lea más: La mina Crucitas: lo peor de ambos mundos

Además, atraería personas, movimiento, e inversión a Crucitas y ya no solo dependerían de intereses ajenos.

Si esto fuera prioridad en el Gobierno, con el prestigio internacional que Costa Rica tiene, el Ministerio de Relaciones Exteriores, puede llevarse este proyecto bajo el brazo a la ONU y lograr colaboraciones con otras naciones.

Es un reto como país y nuestro prestigio está en la línea, pero si esto se utiliza adecuadamente se puede atraer un tipo de inversión sostenible que nos pondría a la delantera en temas como conservación, mientras rescatamos a Crucitas


NOTAS RELACIONADAS







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.