Crisis inmobiliaria no amenaza a América Latina
Enviar
Región debe diversificar sus exportaciones para mantener crecimiento
Crisis inmobiliaria no amenaza a América Latina

Expertos estimaron que turbulencia hipotecaria en Estados Unidos no golpeó a los países del área

Miami
EFE

La crisis inmobiliaria que está atravesando Estados Unidos no debería afectar los mercados financieros de América Latina para 2008, debido a que las economías de la región están mucho más fuertes y son menos vulnerables que años anteriores, señalaron diversos expertos en el marco de la XLI Asamblea Anual de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban) que concluyó ayer en Miami, Estados Unidos.
“Los índices de América Latina son más robustos que hace algunos años atrás”, dijo Mauro Leos, vicepresidente de la unidad de riesgos para la región de Moody´s Investors Service. “Hemos observado que hay menos vulnerabilidad y una menor exposición al déficit externo”.
Sin embargo, Leos afirmó que la reciente prosperidad que están experimentando las economías de América Latina se detendrá un poco en 2008, con índices de crecimiento menores de los que se ha tenido en años recientes.
“Estamos empezando a ver el inicio del final del ciclo. Es el final de un buen período en el cual se generó abundante liquidez con un récord de crecimiento para la región”, añadió.
Leos sostuvo que en el pasado cuando había una recesión en la economía mundial se producía una crisis financiera importante en la región, a diferencia de lo que sucede hoy en día cuando el riesgo es mucho menor. El ejecutivo advirtió, sin embargo, que debe haber cautela con Venezuela, Ecuador y Argentina.
Para el director de mercados emergentes de Goldman Sachs, Paulo Leme, una recesión en Estados Unidos pudiera impactar algunas economías que realizan un alto volumen de transacciones comerciales con el país como por ejemplo México y los países signatarios del RD-CAFTA.
“Los países que están más expuestos a la economía de Estados Unidos, especialmente los de Centroamérica, pudiera sentir algún impacto menor”, señaló. “Ellos pudieran recibir consecuencias más graves que las naciones de América del Sur”.
Pese a las señales positivas que existen en las actuales economías de la región, Leme advirtió que Venezuela y Argentina, que han experimentado un fuerte ascenso en los últimos años, pudieran ver una reducción en sus índices de crecimiento. El experto consideró que ha un poco de “agotamiento” en sus modelos.
En línea general, Leme reveló que esperaba que el índice de crecimiento de la región se redujera a un 4,1 por ciento en 2008 en comparación con el 4,8
por ciento de 2007.
Por otro lado Latinoamérica debe diversificar las exportaciones para sostener su crecimiento económico a largo plazo y los biocombustibles son una de las posibilidades que tiene la región para modificar el patrón de sus ventas, dijo un economista de la Universidad de Harvard y ex ministro venezolano.
“Es muy importante que los países logren encontrar otros productos a través de los cuales logren vincularse con el resto del mundo. Mientras más sofisticado es el paquete de exportación, más rápido es su crecimiento en el futuro”, recomendó Ricardo Hausmann, director del Centro de Desarrollo Internacional de Harvard.
Hausmann, ex jefe economista del BID, analizó hacia dónde se dirige América Latina y el mundo .
En la región Brasil y México tienen un paquete de exportación más sofisticado.
“El reto de muchos de los países latinoamericanos -dijo- es lograr ese objetivo. Por ejemplo Centroamérica tuvo que buscar una alternativa al café, la consiguió con la maquila”, aunque este sector ahora afronta problemas porque cada vez hay más competencia.
En ese escenario mencionó que algunas naciones de la región deberían evaluar las posibilidades del biocombustible porque “esa va a ser una industria que vino para quedarse”.
“Tarde o temprano esto va a madurar (la industria de biocombustibles)” y en este sector Brasil, Argentina, Uruguay y Colombia están bien posicionados tanto con recursos naturales como a nivel organizativo para desarrollarlo.
“Bolivia y Venezuela tienen los recursos, pero es posible que se pongan a filosofar”, agregó.
Hausmann también se refirió a los “días felices” que tiene Latinoamérica con su estabilidad macroeconómica, con países con superávit y aumentos en sus reservas internacionales.
“Hay países que se están manejando con mayor responsabilidad que otros, que tienen una posición financiera más solida y en particular veo relativamente bien a Perú, Chile, Brasil, México y Colombia”, detalló.
Reiteró que observa a Latinoamérica bien en términos generales, con una posición cómoda en sus cuentas externas y un mayor dinamismo económico interno.
“Pero mi propio país, Venezuela, es un país que solamente puede sostener esta situación con un alto precio del petróleo”, dijo Hausmann, ex ministro de Planificación en Venezuela (1992-1993).
Y advirtió que “basta con que el precio del petróleo se estabilice para que a la vuelta de un año se meta (Venezuela) en serios problemas”.
En cuanto al presidente Hugo Chávez, consideró que ha sido muy “desacertado y la prueba está clara: ha habido una enorme destrucción de la capacidad productiva del país, es la única nación que está exportando menos volúmenes que hace diez años. En este momento está exportando todo su talento y así no se hace patria”.

Ver comentarios