Enviar
Tras Eduardo Doryan, ayer dimitió María Luisa Avila
Crisis en la Caja desata renuncias

Junto a Ministra de Salud, canciller Castro fue relevado de su cargo y ahora encabezará el Ministerio de Ambiente y Energía
Discrepancias con la presidenta Laura Chinchilla sobre la forma en que se debe enfrentar la crisis financiera en la Caja Costarricense de Seguro Social fue el detonante de la renuncia de María Luisa Avila como ministra de Salud.
La doctora quería intervenir la Caja, quedar al frente de la investigación y buscar la vacuna para salvar a la institución.
Sin embargo, la propuesta de la gobernante es que el proceso de rescate se lleve a cabo de manera coordinada entre los jerarcas de la institución, el Ministerio de Salud y el Poder Ejecutivo.
Ante tal disyuntiva, Avila prefirió dimitir del cargo que ocupaba desde la administración anterior de Oscar Arias.
“Me retiro del cargo porque creo que el Ministerio de Salud debería ser el encargado de liderar el proceso de intervención de la Caja, criterio que no es compartido por la Presidenta de la República. Respetuosa de la jerarquía y la democracia, es a mí a quien corresponde hacerme a un lado y darle el espacio a doña Laura para que elija un funcionario acorde con su visión”, adujo la jerarca.
Esta es la segunda cabeza que se cobra la crisis financiera que enfrenta la Seguridad Social, la semana pasada Eduardo Doryan, presidente ejecutivo del Instituto Costarricense de Electricidad también dejó su puesto.
Su dimisión se debió a la investigación que hay en su contra por los manejos que hizo cuando estuvo al frente de la Caja, durante el pasado Gobierno, periodo en el cual se agudizó el déficit de la entidad.
Ayer además del cambio en la cartera de Salud se anunció la salida de René Castro de la Cancillería, quien la próxima semana se hará cargo del Ministerio de Ambiente y Energía.
Enrique Castillo, actual embajador nacional ante la Organización de Estados Americanos (OEA) será quien tome las riendas de las Relaciones Exteriores durante esta administración, a partir del 5 de setiembre. Momentáneamente, el vicecanciller Carlos Roverssi ejercerá el puesto.
Chinchilla descartó que este cambio se deba al proceso que Castro afronta en la Procuraduría de la Etica, por decenas de presuntos nombramientos irregulares en el servicio exterior, favoreciendo a partidarios del oficialista Liberación Nacional.
Por el contrario, justificó que era la persona idónea para ejercer tal cargo por su trayectoria, experiencia y tras valorar “sus fortalezas relativas” en materia ambiental.
Además, que ante el litigio que Costa Rica lleva en la Corte Internacional de Justicia contra Nicaragua, Castillo puede fortalecer más el proceso.
Con los dos cambios anunciados ayer, son seis en total las modificaciones que la mandataria ha tenido que hacer a su gabinete en casi 15 meses de gestión.
A ello se une casi una decena de dimisiones de viceministros, presidentes ejecutivos y embajadores y diputados.
No obstante, Chinchilla niega que su gobierno esté en crisis y por el contrario aduce que los cambios son un estilo diferente de gobernar.
“Los cambios no indican crisis, haremos los cambios y ajustes que tengamos que hacer, es un asunto que lo he dicho desde el principio, estamos revisando permanentemente, hay muchas administraciones que han obviado los problemas a lo interno del gabinete, por el temor a no cambiar, eso no pasa en mi gobierno”, dijo Chinchilla.
Los ya anunciados cambios coparon desde el miércoles en la tarde las redes sociales, Avila a través de su cuenta en Twitter no desmintió los rumores ni los negó, solo dijo que esperaría a que la Presidenta de la República se pronunciara primero al respecto. Pero su hermano se adelantó al anuncio y confirmó su salida.
Mientras que en el caso de Castro, hasta su antecesor Bruno Stagno festejó su dimisión, la cual aseguró espera desde hace meses.

“Investigación debe ser independiente”

No se puede ser juez y parte en una investigación. Ese es el criterio de María Luisa Avila, hasta ayer ministra de Salud por casi seis años.

Discrepancias con Laura Chinchilla, presidenta de la República, sobre la forma de solventar los problemas financieros y de gestión de la Caja Costarricense de Seguro Social, la alejaron del cargo.
Para la funcionaria, que lideró el sector salud, la forma correcta de salvar la institución es por medio de una intervención y no mediante la creación de una comisión que fue conformada por personas que fueron recomendadas por los directores actuales de la institución.

¿Qué sentimiento la embarga?

Sentimientos ambivalentes. Se me quita un gran peso de encima, pero por otro lado, me siento triste porque yo disfruto mi trabajo.

¿En qué términos deja el gabinete?

No me voy peleada con la Presidenta ni con nadie, pero me parece que mi salida sí es conveniente para no convertirme en una piedra en el zapato en un tema tan delicado como la Caja.

¿Es una salida abrupta?

Para nada, ya que es una salida pensada y comentada con los dos viceministros. Ellos también se retiran del Ministerio de Salud para dejar espacios al nuevo ministro.

¿Cuál fue la discrepancia con la mandataria?

Está relacionada con la forma de tratar al paciente. La Presidenta es de la tesis de conformar una comisión que fue nombrada por la junta directiva, mientras que yo considero que la Constitución Política le da al Poder Ejecutivo, por medio del Ministerio de Salud, la potestad de intervenir la institución. Creo que debimos haber intervenido.

¿Por qué considera que es mejor una intervención?

Hay una crisis financiera, de gestión y administrativa, hay largas filas, presas en la compra de instrumentos y una problemática que el pueblo sufre. Ese paciente llamado Caja está en cuidado intenso y requiere atención, por eso, la intervención es la mejor opción.

¿Es apropiado que la gente que ha liderado la Caja y que hasta cierto punto es responsable de lo que pasa, sea juez y parte en ese nuevo diagnóstico?

Una junta directiva que ya tiene un año y resto, no debería nombrar a un equipo que va a hacer una investigación, con un supuesto acuerdo de confidencialidad, no me parece conveniente. Debe haber un grupo totalmente independiente a la junta directiva y a la jerarquía institucional que haga el trabajo. El Ministerio de Salud debería conducir esa investigación.

Usted ha estado en el cargo desde la administración anterior, ¿por qué no hizo algo para evitar lo que sucede?

La magnitud del problema no se conoce, precisamente por eso, se está haciendo una investigación al respecto. El problema de la Caja no viene de la administración pasada, sino que viene desde hace mucho tiempo, incluso desde los años 70.

¿Se equivoca la Presidenta al ir por la vía de la comisión?

Son diferentes enfoques para abordar esta situación.

¿Es cierto que será la candidata a la vicepresidencia por Rodrigo Arias?

Si en el futuro hay una oportunidad en política que sea conveniente la tomo, pero eso no significa que vaya a hacer algo en ese sentido. Lo del señor Arias son los chismes de siempre, yo nunca he hablado con él de este tema.
Esteban Arrieta
[email protected]
Natasha Cambronero
[email protected]


Ver comentarios