Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Créditos podrían frustrar presupuesto del Gobierno italiano

Bloomberg | Sábado 01 noviembre, 2014

Italia pagó el costo más alto desde junio por vender pagarés a cinco años en una subasta por la suma de $9.100 millones de deuda . BLOOMBERG/LA REPUBLICA


Créditos podrían frustrar presupuesto del Gobierno italiano 

En momentos en que suben los costos crediticios italianos, el primer ministro Matteo Renzi pierde margen de error mientras intenta reducir una deuda que supera los $2,5 billones.
Italia pagó el costo más alto desde junio por vender pagarés a cinco años en una subasta por $9.100 millones de deuda, en tanto los problemas financieros de los bancos italianos se sumaban a la preocupación respecto de las perspectivas de crecimiento del país. Italia también vendió bonos a 10 años a 2,44%, con escasos cambios en comparación con la subasta anterior.
Renzi depende de que los rendimientos de los bonos a 10 años del país no superen un promedio de 2,7% en el próximo año. Esta semana tiene algo de margen de maniobra luego de que los bonos italianos subieran por cuarto día y el rendimiento a 10 años cayera a 2,37%, el más bajo desde el 15 de octubre.
“Si los niveles de rendimiento difieren, aunque sea muy poco, de los cálculos del gobierno, también es poco lo que hace falta para arruinar los rendimientos de un bajo nivel histórico que ha tenido Italia este año”, dijo Francesco Boccia, legislador del Partido Democrático.
Para reducir una deuda que se estima supera el 130% del Producto Interno Bruto (PIB), Renzi tiene que restablecer el crecimiento económico y mantener bajos los rendimientos. Si alguna de las cosas no se cumple, la creciente carga financiera obstaculizará aun más las posibilidades de volver a crecer luego de tres años de contracción.
Renzi, que espera seguir en el cargo hasta por lo menos 2018, considera que la deuda alcanzará un punto máximo de 133,4% del PIB el próximo año para luego empezar a declinar en 2016.
Para reducir la deuda, Renzi planea vender activos estatales por valor de 0,75% del PIB por año en el período 2015-2018, además de apostar a que el  próximo año habrá crecimiento. También busca ahorrar por medio de la reducción de la burocracia gubernamental y planea además cerrar algunos vacíos impositivos.
El gobierno dice que usará el 4,7% del PIB para pagos de intereses este año y 4,5% en 2015. La deuda gubernamental italiana sumaba 2,15 billones de euros al 31 de agosto. Fue la segunda mayor de la Unión Europea a fines del año pasado, después de la alemana de 2,16 billones de euros.
El Tesoro romano presentó el 16 de octubre un plan presupuestario a la UE basado en una tasa de interés a largo plazo de un promedio de 2,7% para 2015. El rendimiento a 10 años subió ese día a 2,74%, el nivel más alto en dos meses. Su declinación desde entonces generó cierto optimismo respecto de que los costos crediticios podrían permanecer dentro del objetivo del gobierno.

Bloomberg