Enviar
Préstamos en divisa crecen un 15% a julio
Crédito privado vuelve a dolarizarse
Bajas tasas y depreciación generan cambio

El crédito al sector privado vuelve al dólar, tal como fue la tendencia los años previos a la crisis económica.
Las bajas tasas de interés de la divisa y la depreciación son las razones principales de la dolarización de préstamos.
Los bancos privados son los que utilizan la divisa, pues el 77% de su cartera es en esta moneda. En los estatales es del 25%.
La mejoría de los empréstitos en dólares comenzó este año como estrategia del sector bancario para reactivar la economía y por aumento de la demanda.
A julio el crecimiento fue de un 15,5%, mientras que un año antes hubo un decrecimiento del 14%, reporta el Banco Central.
El incremento también está relacionado con la política de estímulo económico de disminución en la tasa de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).
Esta tendencia continuaría el próximo año e incluso en 2013, como anunció recientemente Ben Bernanke, presidente de la Fed.
Actualmente la tasa de referencia del mercado estadounidense está en un 0,25%, la más baja desde que estalló la crisis.
La medida tuvo un efecto en las decisiones tomadas por las entidades financieras en Costa Rica.
La primera fue la disminución de sus intereses, lo que reduce el gasto de los deudores en esta moneda.
Esta tendencia favorece el otorgamiento de empréstitos para el sector productivo.
El resultado sería la dinamización económica, el aumento en las inversiones, las posibilidades de contratación, el crecimiento del consumo.
La preferencia del crédito en dólares persistiría mientras las tasas para esta moneda sean considerablemente más bajas que de colones.
Además los empréstitos en divisas no tienen el castigo de la inflación y permiten al solicitante pedir más dinero prestado.
La baja en las tasas en dólares está ligada a áreas como la vivienda, que tras rozar el 12% ahora está en un 8% en promedio en las entidades privadas y estatales, congruente con la política bancaria de estimular el sector.
En el caso de las empresas industriales ronda el 9%, al igual que en construcción.
Esto abarata el costo de endeudamiento, como aliciente para que la demanda interna crezca.
En moneda nacional es otra situación. El promedio de la tasa en vivienda es de un 13%, en la industria del 15% y en la construcción un 17%.
Otro de los atractivos para los empresarios y las familias es la depreciación de la divisa en el último año y medio.
Las personas y empresas han tomado la estabilidad que muestra el tipo de cambio para decidir endeudarse en dólares, enfatiza Alberto Franco, economista de Ecoanálisis.
Mientras esta situación continúe, la divisa volverá a ubicarse como moneda preferente.
Históricamente el dólar representó el 50% de los créditos del país, pero por la crisis cayó en siete puntos porcentuales. A julio pasado subió y está en un 45%.
El hecho de que el costo del dólar continúe cerca de la banda inferior es una oportunidad para quien se endeuda en esta moneda. El riesgo por ahora es menor.
Los bancos privados son las entidades que mejor aprovechan esta situación, pues su cartera crediticia está muy dolarizada.
Esto ocurre porque las entidades tienen la mayoría de sus activos en esta moneda.
También porque su nicho de mercado es el sector empresarial, que mueve sus negocios en divisa.
Los ejemplos más representativos son Improsa y Banco General, pues sus créditos en dólares son más del 90% de su cartera.
En el otro extremo está el Popular, que solo prestó un 8% en esta moneda, según la Superintendencia General de Entidades Financieras.
El sector automotor, vivienda y el área empresarial son las preferidas para el otorgamiento de préstamos en dólares.
Actualmente hay un estímulo al crédito interno. Sube en ambas monedas, pero lo hace más proporcionalmente en dólares, enfatiza el economista Leiner Vargas.
Aunque el mercado crediticio muestra una recuperación, el sector productivo estima que todavía hay empresarios, pequeños y medianos principalmente, con dificultades para acceder a un préstamo.
“El crédito de vivienda y consumo es importante pero también aquel necesario para desarrollar proyectos, dice Manuel H. Rodríguez, presidente de la Unión de Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado.
Los empresarios critican que su disponibilidad de dinero disminuyó, dado que actualmente el sistema bancario ofrece más productos enfocados a vivienda.
En esto tienen razón porque casi el 50% del crédito en dólares está destinado al consumo y a compra de casa.

Oscar Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios