Crecen planillas municipales
Enviar

Los gobiernos locales gastan el 51% de los impuestos que pagan los contribuyentes, en incremento de su planilla, aumentos e incentivos salariales

Crecen planillas municipales

Aceras en pésimo estado o inexistentes, inseguridad, falta de iniciativas para mejorar la calidad de vida de la comunidad en general, y un sinnúmero de otras carencias viven los ciudadanos de muchos barrios y localidades del país.
Pero mientras la gente sufre esos problemas, sus gobiernos locales gastan el 51% de los impuestos municipales que pagan los contribuyentes, en sueldos, en contratar más funcionarios y en incrementos salariales e incentivos aprobados sin tomar en cuenta su viabilidad financiera, de acuerdo con lo que informa una nota de este medio ayer.
Es por todos conocida la incapacidad de la mayoría de los gobiernos locales para ejecutar sus presupuestos. Es público, en algunos casos, el uso impropio, para asuntos personales de los recursos municipales, aunque no deban pagar justos por pecadores.

Sin embargo, y más allá de hechos aislados que responden a una falta particular de ética en la función pública, no parece haber una justa reacción a la situación real en el país de la gestión municipal.
Es necesario reconocer que la descentralización territorial y las transferencias de recursos, por sí mismos, por muy necesarios que sean, no son un mecanismo que lleve de forma automática a una mejor condición de vida a los habitantes de las diferentes comunidades.
Los servicios públicos que estas necesitan deben darse, en los casos de transferencias, luego de un estudio detallado de las competencias trasladadas del Ejecutivo a las municipalidades, que ha de ir acompañado de un cierre de la prestación de esos servicios por parte del primero y su inicio simultáneo por parte del gobierno local, mediante planes técnicamente establecidos para garantizar su eficacia y su prestación por medio de una gestión eficiente y bien controlada.
Si esto no se da de una forma semejante, se puede caer en lo que tenemos: ausencia de buenos servicios de los gobiernos locales en su mayoría, mientras aumentan sus gastos por concepto de salarios.
Este es el mismo grave mal que afecta al resto de la administración pública del país: incremento de la planilla pública, de los salarios e incentivos sin contar con el sustento financiero para ello, llevado a cabo en la administración anterior y la presente.

Ver comentarios