Crece tensión bélica entre Israel y Gaza
El cruce de ataques de este miércoles es el resultado de una tensión que ha ido creciendo desde el principio del año y que amenaza con causar una nueva escalada militar.
Enviar

Crece tensión bélica entre Israel y Gaza

La tensión bélica y el cruce de amenazas entre Israel y Gaza se recrudecieron y alcanzaron ayer un nivel sin precedentes desde 2012, después de que la artillería israelí bombardeara dos posiciones palestinas en la franja en represalia por un ataque masivo con cohetes.
La espiral, que amenaza con echar abajo la tregua conseguida por Egipto hace quince meses, comenzó pasadas las 17.00 hora local con un ataque de cerca de dos horas que el grupo radical Yihad Islámica denominó "Romper el silencio".
"Este es un día significativo en la historia del problema palestino, que sienta las bases para una nueva etapa y en la que cualquier agresión israelí se encontrará con una respuesta violenta", dijo a los medios Abu Ahmed, portavoz de los batallones Saraya Al Quds, brazo armado de la organización islamista.
Según esta facción, sus fuerzas dispararon unos 90 cohetes y proyectiles de mortero, de los que el Ejército israelí registró el impacto de unos 40, la mayoría en zonas despobladas y algunos dentro de centros urbanos como Sderot.
Tres de los cohetes fueron interceptados por las baterías del sistema defensivo israelí Iron Dome (Cúpula de Hierro), confirmó un portavoz militar.
Ni los ataques israelíes ni los palestinos causaron víctimas, aunque el estado de tensión en la zona se disparó a los niveles previos a la operación "Pilar Defensivo", que en noviembre de 2012 costó la vida a más de un centenar de personas, la gran mayoría palestinos, en ocho días de combates.
Miles de israelíes recibieron órdenes del Ejército de entrar en los refugios y de no concentrarse en lugares públicos, mientras que en la franja las autoridades y la población se preparan para una posible represalia israelí.
En este sentido, las fuerzas del movimiento islamista palestino Hamás, que gobierna en Gaza desde 2007, han evacuado todas sus instalaciones por temor a bombardeos.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, mantuvo el mismo tono amenazante, advirtiendo de que "si no hay calma, si la población del sur de Israel no tiene silencio, habrá ruido, mucho ruido, en Gaza".
En una breve comparecencia con su colega británico, David Cameron, el primer ministro israelí declinó hacer valoraciones sobre sus próximos pasos, en espera del alto mando militar, reunido en el Ministerio de Defensa para evaluar la situación.
El Ejército presentará al Gobierno una serie de "respuestas graduales" pero "no hay duda de que habrá una respuesta porque se trata de un ataque masivo", en palabras del corresponsal militar del Canal 1 de la televisión israelí.
La Yihad argumentó que el ataque es una "represalia" por la muerte el martes de tres de sus hombres en un bombardeo aéreo israelí en el sur de Gaza.
Según el Ejército israelí, que ha difundido un vídeo al respecto, los tres milicianos lanzaron un proyectil poco después de que miembros de Hamás se esforzaran por atrapar un "drone" israelí que minutos antes se había estrellado en la Franja por motivos técnicos, y que Israel también quería recuperar.
El cruce de ataques de este miércoles es el resultado de una tensión que ha ido creciendo desde el principio del año y que amenaza con causar una nueva escalada militar en la región después de meses de relativa calma.

Jerusalén, Gaza/EFE

Ver comentarios