Enviar
Primera manufacturera en tecnologías limpias llega al país
Crece potencial de atracción verde

Operación de GMI de Costa Rica contribuye a promoción de inversiones

La primera empresa de manufactura de energías limpias en el país, General Microcircuits (GMI), abrió sus puertas en Alajuela y también abre oportunidades para que Costa Rica atraiga más compañías enfocadas en el cuidado del ambiente.
La empresa de capital estadounidense produce tarjetas electrónicas de circuitos integrados, que sirven para que productos como sistemas de iluminación led, turbinas de viento y redes inteligentes funcionen.
La mitad de los clientes de General Microcircuits pertenecen al sector de tecnologías limpias, y el 65% de sus ganancias procede de este sector.
El pasado mayo, la presidenta Laura Chinchilla viajó a Estados Unidos para promover que multinacionales inviertan en el país en este tipo de tecnología.
Compañías como Ford, General Electric, John Deere y Rubbermaid son algunos de los clientes de GMI.
La gran sorpresa para los ejecutivos de la firma fue encontrar en suelo nacional oportunidades de crecimiento a través de compañías multinacionales de manufactura de dispositivos médicos, que también demandan sus productos.
“En este momento estamos en un proceso de ‘cortejo’ con cinco empresas que están en Costa Rica que actualmente importan los productos de Asia y que por costos les beneficiaría tener un proveedor local como nosotros”, dijo Nick Harris, vicepresidente de Operaciones de GMI.
La capacidad del recurso humano, menores costos en logística y el clima de negocios creados por la Coalición de Iniciativas de Desarrollo y la Promotora de Comercio Exterior son de nuevo las principales características para que una empresa extranjera escogiera al país como su nuevo centro de operaciones.
“El recurso natural más valioso en Costa Rica es su gente. Debemos protegerla, nutrirla y ayudarla a crecer”, sostuvo Staton Williams, gerente general de GMI en el país.
La empresa está invirtiendo $2 millones en el inicio de operaciones, que brinda empleo a 20 costarricenses técnicos en manufactura e ingenieros electrónicos.
La planta está en la zona franca Bes en El Coyol de Alajuela en un área de 1.300 metros cuadrados y no descarta expandirse próximamente y ampliar a 120 colaboradores su planilla.
“No tengo una bola de cristal, pero dada la calidad de recurso humano no descartaría que en el futuro brindemos servicios de ingeniería desde aquí a nuestra planta en Estados Unidos”, indicó Harris.
Una vez que la planta en Alajuela esté en pleno funcionamiento, producirá 100 mil tarjetas electrónicas de circuitos integrados por mes.
GMI anunció su decisión de instalarse en el país en diciembre del año pasado y dedicó ocho meses a la remodelación de su planta.
Los primeros productos manufacturados en el país estuvieron listos en mayo y han sido exportados semanalmente Estados Unidos.

Silvia Pardo
[email protected]
Ver comentarios