Enviar
Creatividad en restaurantes

¿Saldrá a relucir la creatividad en los restaurantes ante los retos contemporáneos de negocios que ven alejarse parte de su clientela no por infidelidad, sino por precaución presupuestaría?
¿Se verán cosas que no se han visto antes en el mercado local y que sorprenderán y se sentirán después de muchos años de indiferencia en el servicio?
Esto al habernos acostumbrado a recibir un servicio aburrido en muchísimos casos, a veces monótono, a veces indiferente, a veces sorpresivo pero que no se vuelve a repetir en el mismo lugar, a veces triste y del cual nos hemos dolorosamente acostumbrado.
La respuesta a estas preguntas en todos los casos es afirmativa.
Y la razón es que no hay alternativa, siempre fue la hora de ser creativos, sin embargo esta es la “super hora”.
Los gerentes deben comenzar internamente a comunicarse mejor con sus equipos, siempre habrá espacio para el cambio, ya no se debe pedir, hay que esperarlo y demandarlo.
La segunda recomendación es priorizar, los clientes están recibiendo una andanada de promociones y de nuevas ofertas que es complicado leer entre tanto ruido.
Hay que decidir qué se quiere decir al cliente, qué contarle de nuevo.
Priorizar para determinar cuál será el nuevo servicio y a quién ofrecerlo.
Quizás no hay mucha alternativa que intentar sobre todo mantener a los clientes actuales, a no ser que se decida cambiar de tipo de negocio y de los clientes habituales.
La comunicación interna antes que la externa, simple, los colaboradores en contacto directo con el cliente debieran saber articular mejor el mensaje, ya no es solamente decir las cosas sino cómo decirlas, en qué orden y cuándo, poder explicar inteligentemente productos y servicios con creatividad, asertividad, entusiasmo y alegría.
La experiencia es integral y si uno de los componentes de la ecuación falla esta vez será más notorio, hay más gente esperando y poniendo atención también a cómo es atendida. Polifuncionabilidad, sí, el desarrollo de las destrezas es cada vez más importante, pero con concentración en las necesidades del cliente y poder anticipar sus expectativas con un sentido de sorpresa y lo más naturalmente posible.
Capacitación y más capacitación, es la hora de mirar hacia adentro y en lugar de cortar presupuesto en esta área enfocar para desarrollar y dar un mejor servicio de 360°.
Buen provecho y hasta la próxima semana.
Ver comentarios