Crear un  mundo mejor
Fotos: Shutherstock
Enviar

“Creo que los “millennials” o generación del milenio, como es mi caso, deberíamos unirnos como raza humana por medio del amor y no como etiquetas.

Nos han separado. El tener que vivir este boom de avances tecnológicos nos hizo perder el contacto con  las personas, se nos ha olvidado como sentir, somos como máquinas que siguen los mismos patrones sociales y creo que deberíamos descubrir un nuevo mundo”, dice Ana Paula Barboza.

Ella es una joven de 21 años que estuvo estudiando animación digital en la Universidad Veritas, pero decidió hacer un cambio. Ingresó a la UCR para estudiar en la Facultad de Bellas Artes.

“En vez de estar siempre frente a una computadora yo necesito mirar el mundo”, dice Ana Paula.

“Creo que los ‘milenials’ tenemos  un gran potencial para crear un mundo mejor que el actual” considera Kandy Ramírez Solano, de 20 años de edad.

“Lo bueno es que hemos aprendido a aceptar todo, que hay diversidad, tolerancia. Lo malo es que respetamos la diversidad pero somos soberbios, queremos llegar a ser exitosos aunque sea pasando por encima de los demás” opina Kandy.

Ella estudia diseño de moda en la Universidad Veritas pero piensa que hay que cambiar las cosas.

“Las modas hacen a veces cosas sin sentido como por ejemplo que un suéter tape bien los brazos para protegerlos del frío pero deje parte del estómago al descubierto”, explica la estudiante.

Quiere comenzar su propio negocio de moda y diseño de prendas. Dice que “la ropa tiene que servir para cubrir mi cuerpo de una manera coherente con el clima en el que vivo y a la vez tener diseños bonitos, atractivos”.

Ana Paula y Kandy son dos jóvenes pertenecientes a la generación “millennials”

Ellos, los nacidos entre los años 1980 y 2000, piensan que “las organizaciones están impactando de manera exitosa la creación de riqueza, pero están siendo menos efectivas en mejorar el bienestar de la gente o en proporcionar beneficios a la sociedad”.

Esto lo concluye una encuesta hecha por Deloitte en 2016. El estudio recogió opiniones de más de 7,800 Millennials de 29 países, nacidos después de 1982, con un título universitario, que trabajan en empresas privadas con más de 100 empleados.

Los “millennials” “se encuentran en situaciones laborales complicadas y se sientes infravalorados, además de tener un salario inferior al que deberían”, de acuerdo con dicha encuesta.

El uso activo de las nuevas tecnologías diferencia a estos jóvenes de las otras generaciones.

La confianza y la honradez son valores muy importantes que los “millennials” les reclaman a las marcas, seguidos por la creatividad.

Prefieren una cocina sana, sencilla, bien elaborada y a un precio ajustado.Agradecen la oferta de productos frescos de proximidad, informando sobre el origen y la historia de los ingredientes.

Quieren saber más acerca de los productos que consumen: su origen, cómo fue elaborado, la visión de la empresa y su comportamiento respecto de valores como el cuidado del ambiente.

Por otro lado, hay una diferencia enorme entre ver la tecnología cambiar el mundo y nacer en un mundo cambiado por la tecnología.

Una nueva generación  de jóvenes, los llamados “generación Z”, que son las personas nacidas entre los años 1993/94, asoma ya en la sociedad con sus propias ideas, como es el caso de Alejandro Bonilla Wyllins, de 18 años de edad, estudiante de animación digital en la Universidad Veritas.

“El Estado no provee recursos suficientes para que haya un asalariado  de nivel alto. Se crean entonces empresas con base en una necesidad pública, para ser exitosas y obtener ganancias, pero resultan ser entidades que no hacen más que dar empleo, sin otro tipo de impactos de beneficio para la sociedad”.

“La solución más radical sería dar un paso hacia una sociedad menos a la derecha y más hacia el centro, como varios de los países nórdicos, que tienen un capitalismo en el que el Estado recompensa las acciones sociales. Los impuestos son altos pero hay una gran calidad de vida”, dice Alejandro.

“Por otra parte, vemos a empresas como Google y Facebook, por ejemplo, que proporcionan  a sus empleados un ambiente laboral seguro, sano, recreativo, que crea confort y estabilidad. Entonces el empleado corresponde con un mayor nivel de eficiencia”, agrega.

Para los de la generación Z un mundo sin WiFi, YouTube, Instagram, smartphones, o GPS es simplemente inconcebible.

Son estas las generaciones a quienes les ha tocado vivir la crisis actual de las sociedades, que no es otra cosa que el anuncio de que algo nuevo está naciendo, y les corresponderá a estos jóvenes crearlo.

 

Carmen Juncos y Ricardo Sossa

Editores jefes y Directores de proyectos

[email protected]

 

Fuentes: https://www2.deloitte.com/ , http://billiesastre.com/nuevo-cliente-los-millennials, http://www.branderstand.com/, www.forbes.com.mx › Negocios,  http://www.vix.com/
 



Ver comentarios