Enviar
Lunes 3 Mayo, 2010

Costa Rica, un país con propiedades sobrevaloradas

Como consultor y corredor de bienes raíces y con alguna experiencia en avalúos desde hace mas de 25 años, me parece que en términos generales las propiedades en todo Costa Rica están sobrevaloradas, quizás exista solo una zona que sería la excepción es mi criterio, se trata de los valores actuales de los terrenos localizados en San José y que van desde Curridabat hasta la Sabana, no así aquellas propiedades con edificaciones viejas que a veces sus propietarios pretenden cobrar como si fueran recién construidas.
Pedir $3 mil por metro cuadrado de terreno frente al mar en Jacó, aspirar a $300 por metro cuadrado en terrenos de varias hectáreas (tierra sin ningún desarrollo) cerca del proyecto Forum solo porque están frente a la carretera a Caldera, o cobrar por condominios en Herradura y Guanacaste con valores de mas $6 mil el metro cuadrado, lo único que hará es ahuyentar a muchos inversionistas hacia Panamá.
Y señalo todo esto porque hemos vistos algunos artículos que se han publicado en las últimas semanas en la prensa que hacen referencia al supuesto aumento de los valores de los terrenos que están a lo largo de la recién inaugurada carretera a Caldera y de los pueblos vecinos que de una u otra forma se benefician más que todo en tiempo y distancia, pero que no ofrecen ninguna infraestructura terminada.
Los propietarios de los terrenos de los pueblos vecinales y del frente a esta carretera han venido incrementando el valor de sus propiedades desde hace más de 20 años solamente por el hecho de que estaba planificada y aumentaban el precio cada año y cada vez que los políticos prometían terminarla.
Los terrenos se valoran por un sinfín de factores y de hechos que todos juntos hacen posible tal aumento, las propiedades no se pueden valorar por un sentimiento, o porque alguien dijo que cerca de allí se vendió a tal precio. No es lo mismo el valor del frente de una propiedad que el de atrás si estos tienen diferentes usos de suelo, como ocurre en muchos casos en el área de Escazú, por eso es muy importante conocer el uso de suelo de su propiedad.
Cobrar la plusvalía de los próximos 20 años en terrenos o proyectos habitacionales como lo hicieron en Venezuela muchos constructores en los años 50 y 60 fue posible porque su moneda era muy fuerte, la gasolina era más barata que el agua (aún sigue siendo más barata) y no se pagaba ningún tipo de impuestos, pero hacer esto en esta época en un país caro como lo es Costa Rica es poco probable.
La especulación en inversiones de bienes raíces es posible si se dan algunas situaciones especiales como lo acontecido en Costa Rica años atrás, pero es un juego peligroso al que el país no debería entrar. Ya vimos lo que sucedió en Estados Unidos con la burbuja inmobiliaria y en alguna forma lo hemos visto aquí.
Esta es una razón por la cual podemos decir sin temor a equivocarnos que casi todas las propiedades que están a la venta hoy día tienen precios más bajos a los que existían tan solo hace un par de años, y esto lo podemos verificar en la oferta de propiedades actual ver revistas inmobiliarias lo cual confirma que ha habido una especulación y unas expectativas equivocadas.
Si usted es propietario de un inmueble, quiere vender, pero no está seguro de su valor, lo mejor que puede hacer es contratar asesoría inmobiliaria profesional, y por último y de igual forma a los compradores les recomiendo hacer lo mismo.

Carlos Vílchez Navamuel
Consultor de bienes raíces