Costa Rica no logra dar salto al desarrollo
“Deben hacerse ajustes sin descuidar las fortalezas que tenemos, si no lo hacemos, el país se arriesga a perder los logros acumulados”, dijo Jorge Vargas, director de Estado de la Nación. Archivo/La República
Enviar

Vigésimo Informe Estado de la Nación recomienda cambiar el rumbo

Costa Rica no logra dar salto al desarrollo

Apuestas planteadas en últimos 20 años han sido insuficientes

Costa Rica no logró dar el salto al desarrollo que prometió el modelo adoptado hace 20 años.
El país avanza a un ritmo lento y es hora de cambiar el rumbo, recomienda el vigésimo Informe Estado de la Nación.
El documento señala que la apuesta por promover las exportaciones, atraer inversión extranjera directa, aumentar la inversión social, reforzar la conservación ambiental y ampliar los derechos y libertades de las personas, no ha sido suficiente.
Se logró incrementar y diversificar las exportaciones, mejorar las condiciones de vida de la población y posicionar un país responsable en materia ecológica.
“Las apuestas en el campo ambiental, económico, social, ambiental y político han tenido logros, pero estos han sido insuficientes”, explicó Jorge Vargas, director de Estado de la Nación.
Sin embargo, en el campo económico el país falló en generar encadenamientos productivos y las finanzas públicas no se modernizaron.
Costa Rica es hoy un 20% más caro que el promedio de América Latina, mientras que el déficit fiscal amenaza la estabilidad macroeconómica.
En el campo social, no se logró controlar la calidad, eficiencia y sostenibilidad de la inversión.
A pesar de que el gasto se incrementó un 25% entre 2006 y 2013, esto no ha sido suficiente para revertir los índices de pobreza y desigualdad.
En cuanto a lo ambiental, Costa Rica estrechó su dependencia hacia la generación energética con fuentes contaminantes, mientras se desaprovecha el 75% del potencial de generación con recursos renovables.
En lo político, se han aumentado las libertades y derechos, pero ha disminuido la capacidad del Estado para actuar.
Por tanto, mantener el rumbo actual tiene un costo mayor que cambiarlo, defiende el informe.
“Deben hacerse ajustes sin descuidar las fortalezas que tenemos, si no lo hacemos, el país se arriesga a perder los logros acumulados”, agregó Vargas.
Quienes han estado al frente del país en los últimos 20 años, defienden que el problema no es el fin, sino los medios.
“El rumbo no es el problema, sino los instrumentos y los medios que se han quedado cortos para avanzar con celeridad hacia el desarrollo”, comentó Laura Chinchilla, expresidenta.
La liberacionista recomienda profundizar las acciones que no prosperaron porque algunas minorías retrasan la toma de decisiones, pero que algunas políticas deben mantenerse.
“Costa Rica ha logrado mantener complejos balances en el campo ambiental, político, económico y social que se deben resguardar”, dijo la expresidenta.
Por su parte, Miguel Ángel Rodríguez, también expresidente de la República, asegura que sus políticas de apertura no se continuaron.
“En mi gobierno propusimos completar la apertura de los monopolios estatales y cambiar activos estatales que no son inherentes al Estado, como puertos y carreteras. Pero no se siguió adelante con estos cambios”, argumentó.

Natalia Chaves
[email protected]
@La_Republica

 

Ver comentarios