Enviar
Vocero de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico se envuelve en contradicciones
“Costa Rica no es un paraíso fiscal”
Pese a palabras de Pascal Saint-Amans, Francia incluyó al país en lista negra

Costa Rica dará a conocer un reporte de progresos para salir de una lista de paraísos fiscales en que la incluye Francia, durante un foro internacional que se realiza hoy en el Hotel Real Intercontinental para analizar las listas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
¿Por qué dar explicaciones? Es la pregunta que muchos se formulan después de que ayer Pascal Saint-Amans, vocero de la organización, dijo categóricamente que Costa Rica no es un paraíso fiscal.
No obstante por ser catalogada como tal, el banco BNP Paribas, uno de los principales de Europa abandonó Costa Rica. Asimismo, Francia decidió aplicar sanciones económicas a la inversión que empresas de ese país realicen en territorio nacional.
Saint-Amans, responsable del Foro Global de Transparencia e Intercambio de Información Tributaria, se encuentra en el país para participar en el seminario internacional, pero ayer en una rueda de prensa conjunta con Jenny Phillips, ministra de Hacienda, hizo manifestaciones, aparentemente contradictorias.
Si Costa Rica firma dentro de un mes como está previsto, un convenio de intercambio de información tributaria, Francia sacaría al país de la ominosa lista, dejó entrever Saint-Amans.
Lo anterior llamó la atención de quienes habían entendido que este no era un asunto bilateral, sino una amenaza de los miembros de la OCDE al país.
El funcionario aclaró que Costa Rica tampoco está en una lista negra o gris (nombre que le disgusta), sino en un informe denominado “Progreso” que encuentra que Costa Rica, a juicio de este organismo, no ha aplicado los estándares internacionales, como “cooperadores” en materia fiscal. Es decir, no promueve el intercambio ágil de información tributaria.
Aparecer en la lista negra francesa implica, sin embargo, que desde el 1° de marzo, las empresas galas instaladas en las naciones del listado recibirán un trato fiscal más duro.
Sobre el secreto bancario, Saint-Amans, sí desnudó las aspiraciones de Francia cuando afirmó que “la era del secreto bancario ha terminado”. De Costa Rica, la OCDE espera que se agilice la información de los inversionistas cuando sea solicitada por un gobierno miembro de esa organización, precisó el vocero.
Ser un paraíso fiscal significa que un país tiene tasas demasiado bajas de impuestos o no las tiene del todo, explicó Jenny Phillips, ministra de Hacienda.
La Ministra se deshará hoy en explicaciones en el citado foro para persuadir a los representantes de la OCDE de que Costa Rica está dando pasos efectivos para salir de la lista.

Wilmer Murillo
[email protected]
Ver comentarios