Enviar
Cancillería ha dialogado con embajadores de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad
Costa Rica mira hacia la ONU
Autoridades nacionales recurren a la Convención Ramsar por daños ambientales

Si bien la estrategia es agotar todas las instancias en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA), las autoridades diplomáticas miran más allá y en el panorama más cerca ya se contempla acudir a las Naciones Unidas (ONU).
El canciller René Castro y miembros del Ministerio de Relaciones Exteriores se reunieron con los embajadores en el país de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, es decir, Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia y China, con quienes dialogó sobre el litigio que existe con Nicaragua.
Sin embargo, para acudir a dicho órgano, no tendría que surtir efecto la reunión consultiva de cancilleres de la OEA que Costa Rica solicita para el 27 o 28 de noviembre.
Asimismo, tampoco tendría que dar resultados favorables la misión de expertos de la OEA que visitará el país este vienes para inspeccionar Isla Calero, donde aún hay presencia militar nicaragüense y se está produciendo daño ambiental.
“No podemos entrar en detalles sobre lo que dialogamos con los embajadores, porque sería adelantarnos a los hechos y alertar a Nicaragua sobre nuestras estrategias. De momento esperamos que los expertos en materia de negociación, observación y prevención de la OEA que visitarán el país nos ayuden a resolver el conflicto con Nicaragua”, manifestó Castro.
Mientras tanto, las autoridades nacionales también buscan sentar precedentes por los daños ambientales que trabajadores del vecino país del Norte ocasionan en Isla Calero. Por ello, el país recurrió a la Organización Mundial de Protección de Humedales (Ramsar).
Ante esta instancia, se solicitó el lunes pasado que una misión visite esta zona, donde se están talando árboles para crear un canal artificial que cambie el rumbo natural del río San Juan, desviando el cauce hacia la laguna Los Portillos.
La intención es que los expertos de Ramsar comprueben los daños que se generan en los humedales y emitan un informe técnico especial que posteriormente le sirva al país como prueba, en caso de que sea necesario acudir a otras instancias como el Consejo de Seguridad de la ONU, o bien a la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, Holanda.
“Adelantamos algunas etapas siguientes a la OEA y por ello acudimos a la Organización Mundial de Protección de Humedales, con una solicitud urgente para que una misión de asesoramiento visite el país por la destrucción de la que está siendo objeto un humedal inscrito ante este órgano desde 1996”, añadió Castro.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios