Enviar
Empresas extranjeras no serán sancionadas por inversiones locales
Costa Rica fuera del paraíso fiscal… más inversión

Debate sobre secreto bancario, todavía es piedra en el zapato

La salida de la lista de “paraísos fiscales” traerá efectos positivos como la atracción de inversión extranjera y limpia la imagen internacional.
Los paraísos son aquellos Estados que brindan exenciones de impuestos y carecen de transparencia fiscal, lo que favorece la evasión de tributos.
Desde el mes pasado, Costa Rica es considerada una nación que no fomenta las prácticas tributarias evasivas para capitales extranjeros.
Esta es una señal buena para el inversionista extranjero y eleva el posicionamiento a Costa Rica como destino seguro en la escala de los países de origen de las inversiones, explica Anabel González, ministra de Comercio Exterior.
Para las empresas foráneas, este cambio es importante, dado que existen sanciones económicas tanto para las compañías que fomenten la evasión, como para el país que no la limite.
Para las firmas nacionales también significará un obstáculo menos a nivel de comercio internacional y una reducción de penalizaciones.
“La primera medida positiva para el país al salir de esta lista es que la inversión fluya con mayor celeridad”, explica Alan Saborío, CEO de Deloitte.
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es la que realiza la lista de paraísos fiscales en el mundo.
Una de las principales consecuencias de las ventajas fiscales es que distorsionan el comercio y la inversión a nivel global.
Además de que significan un ahorro para las empresas, pues al establecerse en un tercer país evaden impuestos del sitio donde la compañía fue creada.
Junto a la OCDE hay terceros países que tienen su propia calificación.
Este es el caso de Brasil, Francia, Italia y Portugal que aún consideran al país un lugar con ventajas fiscales inapropiadas. México lo hacía, pero lo sacó de ese grupo.
Estos países establecen a sus empresas cargas impositivas extra por hacer negocios con Costa Rica, con el fin de desincentivar la inversión.
El resultado es, por ejemplo, que si una firma costarricense brinda algún servicio a una empresa de estos lugares, en la factura de cobro se rebaja un 35% del total por sanción de la administración tributaria que considera a Costa Rica paraíso fiscal.
Hay otros tipos de penalidad. Francia incrementa la tasación hasta un 50% de los rendimientos del capital pagado por empresas a personas físicas y jurídicas domiciliadas en sitios donde no se respetan los parámetros internacionales.
El país galo también anula cualquier deducción y régimen de beneficios impositivos a sus compañías.
En este caso las firmas francesas que tengan inversiones en el país no podrán rebajar de los impuestos sus gastos aquí.
Costa Rica hasta hace pocas semanas fue considerado paraíso fiscal por la OCDE.
Pero logró salir tras establecer una serie de convenios de intercambio de información tributaria con terceros países. El Gobierno consiguió el mínimo de acuerdos que es de doce.
Es un paso importante para el país porque fortalece la gestión tributaria para luchar contra la evasión y atraerá nuevas empresas, enfatiza Fernando Herrero, ministro de Hacienda.
El paso necesario ahora es sacar al país de la clasificación hecha por países como Portugal o Brasil, explica Gabriela González, gerente de Asesoría Fiscal de KPMG.
Para lograrlo, Hacienda está firmando acuerdos a nivel fiscal con algunos de estos, como Francia y México, pero falta la aprobación de los convenios en el Congreso para que comiencen a implementarse.
Actualmente el país está en proceso de negociación con otras naciones con Aruba, Canadá, Colombia, Corea del Sur, India, Indonesia, Italia, Japón, San Martín y Sudáfrica.
La crítica de los expertos tributarios es que el gobierno actúa siempre a último momento para cumplir con la normativa internacional, lo cual significa un riesgo.

Oscar Rodríguez
[email protected]
Ver comentarios